Compartir

Doraemon es ese gato azul que todas las mañanas nos alegraba antes de ir al cole. No hay duda de que este felino robot es uno de los iconos de Japón, sin ir más lejos es utilizado en la campaña de publicidad de los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarán en Tokyo el año que viene. Sorprende que realmente no haya demasiados videojuegos con él como protagonista pero más aún sorprendió el anuncio del mix entre Doraemon y Story of Seasons, un título con bastante éxito que trataba sobre una granja, los cimientos de lo que luego fue Stardew Valley. La conjunción es un genial trabajo desarrollado por Brownies y publicado por Bandai Namco.

Story of Seasons era un título en el que nos legaban una granja y nosotros teníamos que labrar el suelo y criar animales para ir ganando dinero con los productos para reinvertirlo en nuevas semillas, animales e implementar nuestra granja. Con Doraemon este concepto está más cercano a Stardew Valley desde el punto de vista de la interacción con el pueblo que nos rodea. Tomamos el papel de Nobita en su habitual aldea japonesa cuando está preocupado por hacer un proyecto de fin de curso. Al salir a buscar ideas, se encuentra una extraña semilla que decidirá cultivar junto a sus amigos Gigante, Shizuka, Suneo y el propio Doraemon. Tras plantar la semilla esta crece inmediatamente y transporta a todo el grupo a un misterioso mundo donde el Gato Cósmico se queda sin inventos y tendrán que trabajar para recuperar los artilugios y escapar.

Cada uno de ellos trabajará en una tienda diferente y a Nobita finalmente le encargan el cuidar de una granja abandonada. Tendremos un calendario con cuatro estaciones, verano, otoño, invierno y primavera y en cada estación podremos cultivar un tipo de semillas que se distinguen por colores. A partir de ahí deberemos, como granjero, preparar la tierra con las herramientas, limpiarla de maderas y piedras, plantar las semillas, comprar más en el almacén, mejorar las herramientas en el herrero y comprar nuevas partes de la granja. Además podremos tener una parte de granja de animales donde cuidar gallinas, vacas, etcétera.

Cada día nos levantaremos a las 6 de la mañana y comenzaremos nuestra rutina con el cuidado de la granja que hará que vayamos perdiendo energía, aunque podremos recuperarla descansando con una siesta. Tras realizar nuestra faena podremos hacer gran cantidad de cosas como ir a hablar con los vecinos y subir su amistad, ir a pescar, explorar para recoger nuevos objetos… Cuando cultivemos el huerto o recojamos los productos de los animales podremos venderlos, Doraemon pasa a las 18.00 cada día para llevarse lo que hayamos puesto en un baúl y nos pagará por ello. Con ese dinero mejoraremos las instalaciones, podremos decorar nuestra casa o comprar más semillas.

Además algunos días hay fiestas señaladas o cumpleaños que podremos utilizar para participar o hacer regalos y subir la amistad de los que nos rodean. Por supuesto que podremos cocinar y comer lo que hayamos hecho y a medida que vayamos avanzando Doraemon irá recuperando sus inventos y nos añadirá mejoras como por ejemplo el transporte rápido con la puerta rosa que tanto uso le dan en la serie.

Doraemon Story of Seasons no es un juego para jugar precipitadamente, no hay malos ni tenemos que luchar, tan solo tener calma y paciencia, diseñar eficientemente los cultivos y jugar con tranquilidad, ya que eso es lo que pretende el juego, un lugar en el que desconectar y dedicarnos tan solo a buenas experiencias sin stress ni presiones.

Quizás de lo que adolece es que el juego empieza muy lento y pasan más de 45 minutos hasta que de verdad nos ponemos manos a la obra con nuestra granja. Pero también es cierto que es necesaria tanta presentación ya que lo que hace el juego al principio es una especie de guía de dónde está situado todo en el pueblo a través de llevarnos de un sitio a otro y de conocer a los vecinos. Pero como decimos, es un juego para tomar con calma y jugar relajadamente.

Gráficamente es muy bonito con unos gráficos muy similares a los de la serie pero cambiando los vestuarios por algo más rural. La vista es isométrica y los escenarios son coloridos y con muchos detalles. Las animaciones también son originales y el juego está lleno de ellas. Para los diálogos entre los personajes se usan fotos y bocadillos debido al planteamiento del juego. Además en Nintendo Switch apenas hay variación entre jugar en pantalla grande o jugarlo de forma portátil. El aspecto sonoro también es bueno pero a veces las melodías pueden llegar a ser algo repetitivas tras unas horas escuchándolas continuamente. Es una pena que el doblaje sea en inglés aunque los subtítulos son en español y se agradece para comprender todo lo que dicen y el sentido del humor que tiene el juego.

Si tus juegos favoritos son los de cultivos y granjas y eres fanático de Doraemon, este Doraemon Story of Seasons es pluscuamperfecto. Sin duda es divertido y te vas a poner a jugar para darte cuenta de las horas que han pasado sin enterarte. Un juego para tomar con calma y tranquilidad y a nuestro aire y nuestro ritmo. Se agradece que no haya ningún tipo de presión para avanzar y que tenemos toda la libertad del espacio de la granja para crear lo que nos parezca. La desarrolladora Brownies ha sabido transmitir todo el espíritu de Doraemon a este Story of Seasons que nos llega gracias a Bandai Namco. Recomendadísimo para todas las edades.