Compartir

Con un inconfundible toque de 8 bits llega hasta consolas Door Kickers Action Squad de KillHouse. La traducción viene a ser pateadores de puertas, equipo de acción y mucho de eso tiene este frenético indie en el que tendremos que abrir muchas puertas a patadas y desbaratar los secuestros que los malos han realizado a multitud de rehenes. Tras su paso por PC este Door Kickers llega ahora hasta consolas con un gran resultado.

Este Door Kickers Action Squad como decíamos es un juego de acción muy rápida. Sin tutoriales, nos pone a entrar en casas y desbaratar secuestros a base de pegar tiros con un equipo de Swat. A pesar de la rapidez y velocidad, muy al estilo de Hotline Miami, aquí tenemos un componente algo más estratégico. Podremos ver lo que sucede al otro lado de la puerta debido a la vista de Scroll lateral con lo que hay la opción de anticipar nuestros movimientos y crear una estrategia. El objetivo es acabar con todos los enemigos sin dañar a los rehenes. Pero además hay más misiones distintas como la desactivación de bombas. En cuanto a opciones y variedad no os vais a aburrir.

Tenemos a varios tipos de soldado que van a marcar la dificultad de la partida. Desde el asalto armado con una ametralladora, el derribo con una escopeta capaz de reventar puertas, el escudo que es invulnerable al fuego enemigo, una agente muy del estilo Viuda Negra de Marvel capaz de rodar y muy efectiva en el cuerpo a cuerpo, un agente de rastreo efectivo con el sigilo y muy para jugar en cooperativo y por último el típico agente de paisano que pasaba por allí.

A medida que vayamos jugando y completando misiones el agente al que hayamos escogido irá subiendo de nivel y ganando experiencia que podemos gastar en el árbol de habilidades particular de cada uno para mejorarlos tanto en su equipo como en mejoras de la propia clase. También podremos acceder a mejores armas iniciales, equipo como blindajes, chalecos antibalas o habilidades definitivas.

Como decimos, las partidas son rápidas y frenéticas y tenemos que actuar con velocidad y tener controlada la salud y el cargador del arma, quedarnos sin balas en medio de un tiroteo es mortal de necesidad y tendremos que comenzar de nuevo la misión. Por suerte a medida que vamos eliminado enemigos se llena la barra de apoyo en la que podemos pedir chaleco antibalas, más equipo, ayuda externa de otros miembros o incluso botiquines de salud y cuando está al completo el ataque especial.

Tenemos varios modos de juego. El modo clásico está dividido en distintos capítulos con misiones rápidas en las que ganaremos estrellas según la efectividad de nuestro ataque. Tenemos 7 capítulos con muchas misiones dentro de ellos. Para los que ya han completado todos los capítulos está la torre infinita, un nivel generado aleatoriamente y en el que nos encontraremos todo tipo de situaciones y enemigos. Convienen jugar esta torre infinita con el juego acabado o al menos muy avanzado ya que si vamos de nuevas, vamos a ver a muchos enemigos más fuertes de lo habitual. El tercer modo es la invasión zombi, que son los episodios del modo clásico donde se generan zombis aleatoriamente que pueden ir a por nosotros o a por el enemigo y complicarán normalmente todas las situaciones.

Todos los modos se pueden jugar en cooperativo tanto en modo local como a través de matchmaking o con amigos. Este modo cooperativo es el que realmente da bastante juego al poder tomar más estrategias con otros jugadores e incluso usarlos como apoyo. Aquí, si coincides con un compañero con el que os entendáis, vais a pasar las horas sin daros cuenta.

Gráficamente no hay demasiado que decir de este Door Kickers Action Squad, es un juego de scroll lateral en 2D con estética de 8 bits al más puro estilo de NES pero donde destaca el modelado de los personajes, los variados escenarios y las explosiones donde gran cantidad de píxeles salen despedidos. El sonido acompaña al juego y nos mete de lleno en la acción sin sobresalir pero sin restarle.

Door Kickers Action Squad es uno de esos juegos a los que acudir cuando quieres desconectar y no quieres complicarte la vida. Acción directa sin mucho más. Unas pocas opciones de configuración, fácil de jugar y encima con modo cooperativo. Sin duda una gran opción para tener en nuestra biblioteca de juegos para esos momentos en los que no sabes a qué jugar.