Inicio Tecnologia

Análisis Dont’ Die, Minerva! – Apunta bien la linterna en este terrorífico Roguelike

Compartir

Si tienes miedo de los fantasmas y cuentas con una linterna, no tienes nada que temer. Esta leyenda urbana es la que está generando Luigi’s Mansion y que recoge Don’t Die, Minerva!, el juego que tratamos hoy en donde con una linterna iremos eliminado monstruosas criaturas fantasmales. Xaviant se encarga del desarrollo de este roguelike procedural aunque ya tienen experiencia en otros juegos como Brawlhalla o The Culling.

Tomamos el papel de Minerva, una niña que junto con su linterna, se adentra en una mansión fantasmagórica llena de espectrales criaturas que nos lanzarán bolitas y nos harán la vida imposible. Hay un total de dieciocho tipos de enemigos, desde pequeños murciélagos, fantasmas e incluso inmensos entes con una sábana encima. Cada uno de ellos tiene un tipo de ataque. Nuestro objetivo es ir avanzando niveles en busca del ascensor por una serie de habitación que desbloquearán la puerta a la siguiente estancia una vez hayamos acabado con todos los enemigos.

Minerva deberá encontrar a sus padres en una inmensa mansión armada tan solo con una linterna con la que dañará a los entes. En Don’t Die, Minerva! contamos con dos barras, una de vida, la roja y otra de aguante, que gastará puntos cuando ataquemos con la linterna o con las distintas armas secundarias y cuando esquivemos. Cada nivel es generado de manera aleatoria y nunca una partida va a ser igual que la otra, olvidaos de lo de memorizar en dónde esta cada enemigo porque va variando cada vez.

Al comienzo de la partida se nos otorgará un regalo, un arma secundaria, hay varios tipos de arma y cada uno hace un tipo de daño, por ejemplo el mono del principio hace daño en un radio alrededor de él en donde lanza plátanos. Es muy útil para cuando se empiezan a concentrar gran cantidad de entes y no damos a vasto con nuestra linternita. Iremos recogiendo nuevas armas, mejoras para las armas que aumentan su potencia o añaden otro tipo de ataques e incluso podremos colocarnos nuevos objetos como botas o mochilas que mejoran nuestras estadísticas.

Eso sí, el juego se llama Don’t Die, Minerva! por algo, si morimos, perderemos todo lo que hayamos conseguido excepto las mejoras de salud y aguante que hayamos comprado a cierto personaje que se encuentra en la entrada de la mansión y que adquirimos a cambio de unos cristales que iremos reuniendo por todas las habitaciones al romper mobiliario y eliminar fantasmas. Así pues todos los muñecos de armas secundarias como el monito, el osito o incluso el dragón, así como las mejoras de armadura y todo lo que hayamos recogido.

Como todo Roguelike, en Don’t Die, Minerva! vais a morir bastante, pero bien es cierto que se premia mucho el ir consiguiendo mejoras en el personaje. Así que aunque el inicio se hace un poco cuesta arriba, si sois persistentes, el juego es justo y os premia y poco a poco vais a poder ir avanzando cada vez más lejos y siendo más resistentes y mejores y se irá haciendo más sencillo ir limpiando cada habitación de esta mansión maldita.

Gráficamente aprueba sin hacer florituras. Es cierto que tiene ciertos fallos pero porque es un juego que sigue en desarrollo y no es la versión final la que estamos probando, aún así con su vista isométrica, el diseño de los personajes y los enemigos nos ha gustado bastante y se nota cariño a la hora de los modelados.

La música también aprueba sin más y los efectos sonoros tampoco destacan pero no hacen deslucir el juego. Melodías tétricas que nos ambientan en esta mansión embrujada. El juego está traducido al español, algo que se agradece, aunque realmente no hay demasiado que leer.

Un Roguelike de terror protagonizado por una niña y con una linterna en la mano no lo habíamos visto, pero Don’t Die, Minerva! nos abre esta nueva opción. Quizás no aporta nada nuevo al género pero aún así sigue siendo un juego divertido y que te engancha. En los niveles más altos supone un reto para los más habilidosos pero tiene la opción de cambiar la dificultad para aquellos que no quieren darse contra un muro en cada partida. Xaviant ha desarrollado este interesante juego que todavía se encuentra en su fase de desarrollo pero ya se puede jugar en preview en Xbox One.