jueves, 24 septiembre 2020 21:07

Análisis Dead or School – Divertido plataformas con estilo anime de chicas contra zombis

Normalmente lo que el común de los humanos conoce de Anime y de Manga son personas luchando contra robots o historias de este estilo pero Dead or School nos trae una propuesta mezclando culturas orientales y occidentales introduciendo el componente de la invasión zombi a la que se deben enfrentar lolitas con grandes atributos corporales. Un divertido arcade plataformas desarrollado por Studio Nanafusi y que acaba de llegar a consolas.

Un brote vírico que convierte a la población en zombi y que desata el caos en una ciudad, seguro que este argumento os suena de cualquier otro juego con infectados. Aquí los zombis se han hecho con el control del planeta y los pocos que han podido sobrevivir se han retirado a unos búnkeres subterráneos. Tras unas décadas en donde ya los más jóvenes no conocen lo que es el cielo, Hisako, nuestra protagonista, escucha a su abuela hablar sobre la escuela, donde pasó su juventud jugando y aprendiendo. Hisako empieza a ascender en esta búsqueda de la felicidad a la vez de luchar por su supervivencia.

En cuanto a la jugabilidad estamos ante un metroidvania construido en 2,5D, es decir, vamos avanzando en horizontal por la pantalla pero los zombis podrán aparecer desde delante o desde detrás. Tendremos que ir avanzando, explorando para encontrar personajes que nos desbloqueen caminos e incluso retrocediendo para volver a lugares ya conocidos. Todo por conseguir el objetivo. Además podremos encontrar un toque de personalización que hace un guiño a los juegos de rol.

Hisako cuenta con tres tipos de armas, una espada, un arma de fuego y explosivos. Con estos tres tipos de ataques deberemos ir enfrentándonos a los enemigos que son variados y cada uno es especialmente débil a un tipo de ataque. Además podremos ir personalizando las armas y mejorando a nuestra protagonista con un árbol de habilidades que le otorgará mejoras.

Dead or School no es un juego triple A, cuenta con un presupuesto muy limitado e incluso no llegó a conseguir la cuota mínima de financiación para ser lanzado, pero al final fue lanzado y eso se nota en que el control no es del todo pulido y el diseño de los escenarios es algo simple, pero tampoco se le puede pedir más a un juego indie que nos sirve para entretenernos. Aún así no es un juego fácil no es un paseo, deberemos saber qué tipo de ataques hacer y cuándo realizarlos, porque a veces nos vamos a encontrar con un grupo numeroso de enemigos y será un reto salir de ese apuro. Los jefes finales tampoco son sencillos y tendremos que ver su patrón de ataque para derrotarlos.

Gráficamente podemos decir que es un juego pobre, aunque las ilustraciones de los personajes están bien realizadas y son bonitas e incluso tiene su cierto toque picante, saben a poco. La cámara si que nos ha resultado algo incómoda por la lejanía y al jugar en Switch, en modo portátil, a veces nos ha resultado complicado ver el detalle.

Por su parte la banda sonora es cañera con temas rockeros que te sacan la adrenalina y te hacen querer seguir destrozando a lo que se te ponga por delante. Decir que el juego está subtitulado en inglés, que aunque tampoco haga falta entender mucho sobre el argumento y lo que se va diciendo, si hubiera estado bien algún tipo de traducción a nuestro idioma.

Dead or School es un juego indie que sin muchas pretensiones ni de innovar ni de ofrecer nada nuevo, quiere entretenernos con una mezcla de géneros que no es muy habitual, anime, chicas jóvenes y anime. Una aventura que está hecha para el disfrute de los fanáticos del género japonés y que pretende entretener, hacer pasar un rato divertido pero no quedar para el recuerdo. Si os gusta el género, no os va a decepcionar y a pesar de que la competencia es alta, quizás si merece que le deis una oportunidad a este Dead or School.