Compartir

Hoy nos toca enfrentarnos a DayZ uno de esos sucedáneos surgidos a partir de otro juego. Arma, del cuál han surgido otros productos como Player Unknown Battleground. Como pasara con Half Life 2 y los Counter Strike, Portal o Team Fortress, Arma también ha tenido sus mods de donde se han ido sacando nuevos juegos. DayZ surgió como un añadido a Arma 2 y Bohemia Interactive lo ha ido llevando hasta convertirlo en un juego propio.

Aunque hablamos de él como un juego ya terminado, lleva disponible unos meses en Xbox One en modo preview. DayZ nos pone en la piel de un superviviente que aparece en medio de una playa en un mapa de más de 200 kilómetros cuadrados. Solo contamos con una bebida, una fruta y una piedra de sílex que hará las veces de cuchillo.

Nuestro objetivo será sobrevivir y para ello tendremos que andar mucho y sin hacer mucho ruido, entrar en poblados y otras estructuras que nos encontremos por el camino e inspeccionar todo en busca de agua, comida, armas y distintos objetos que nos ayuden en nuestra aventura. Tendremos una lista inmensa de servidores en los que poder entrar y en cada uno nos marca cuántos jugadores hay más o menos según medidas poco concretas: Muchos jugadores, bastantes jugadores o pocos jugadores.

DayZ es un juego en los que son varios enemigos los que nos acechan: Zombies, que de uno en uno no supondrán peligro pero que en hordas son nuestra sentencia de muerte; animales salvajes que tendrán tanto hambre como nosotros pero que para ellos somos un festín si logran cazarnos; y por último el enemigo más peligroso, el resto de jugadores ya que DayZ es un juego completamente online en el que en cada esquina puede estar acechando un francotirador para llevarse el botín que hemos conseguido.

Hablando de botines, todo en DayZ es escaso y normalmente revisar cada casa será tarea baldía porque no encontraremos prácticamente nada útil. Quizás ropa para abrigarnos o hacer trapos con los que poder parar hemorragias, o unir estas telas con trapos para hacer una estructura que nos cure las roturas de huesos… Todo puede ser útil en el juego pero absolutamente todo es muy escaso.

DayZ debe ser tomado como un juego a largo plazo. Estamos acostumbrados a los Battle Royale moderno en los que las partidas duran como máximo 30 minutos y hay el objetivo de ganar. Aquí no hay ninguna victoria, nuestro objetivo es mantenernos con vida para encontrar mejores armas, mejores objetos y protegerlos. Así que la mayor parte del tiempo, al principio, estaremos caminando sin rumbo, ya que tampoco tenemos un mapa a mano para saber dónde estamos. Además de controlar que nadie nos asesine y nos robe el botín que tanto trabajo nos ha costado reunir, deberemos controlar aspectos vitales de nuestro personaje como el hambre, la sed, la temperatura corporal y cada poco estar comiendo y bebiendo. De nosotros dependerá el encontrar la tan ansiada bebida y la comida.

Jugar con amigos es un punto a favor del juego para organizarnos mejor como equipo y abarcar más en la exploración y tener más opciones de sobrevivir. No olvidemos que DayZ es un juego que en PC ya tiene un bagaje de años y los jugadores no son novatos en su mayoría. Aquí normalmente trabajan en equipo y cazan a despistados para robarles lo que hayan encontrado, nosotros deberemos hacer lo mismo si queremos tener una próspera vida, pero claro, el secreto es conocer por dónde andan los demás jugadores y es que si no tenemos bien conocido el mapa, no podremos encontrar esos puntos calientes. Como pista os diremos que las ciudades o núcleos poblacionales son los lugares con más objetos, pero también más peligrosos. Otro consejo, no os fiéis de ningún jugador que os encontréis porque aquí hemos aprendido a que la realidad es cruel y un gesto de generosidad puede llevar escondido un cuchillo a la espalda.

Gráficamente DayZ es un juego bastante decepcionante. Se le notan los años y además, no está pulido y tiene errores de texturas que a estas alturas, tras tanto recorrido, no se han limado. Sumado a algunos errores en la inteligencia de los zombies y aperturas de puertas y físicas, es sin duda lo peor del juego. A pesar de todo esto, se puede disfrutar sin problemas.

El sonido sin embargo está muy cuidado ya que gran parte de la supervivencia se hace escuchando si hay disparos y dónde o si alguien viene corriendo. Aquí si que podemos decir que destaca este DayZ.

DayZ es un juego de supervivencia salvaje contra zombies, animales y el peor de los enemigos del hombre, otros jugadores humanos en una partida multijugador. Un amplísimo mapa, poca variedad de armas, bastante escasez de objetos y comida y un ritmo lento no aptos para los que quieren algo rápido. Muy disfrutable para pasarse tardes tranquilas pero tensas sin saber lo que hay a la vuelta de la esquina: ¿Quizás un rifle francotirador? ¿O un francotirador con un rifle? Eso lo tenéis que descubrir vosotros en este juego de Bohemia Interactive.