Compartir

Darksiders es un juego de éxito que estaba realizado por una empresa que quebró y fue adquirida por otra y resucitado. Se lanzó la tercera entrega con material reciclado del tercer Jinete del Apocalípsis y ahora de la mano de Airship Syndicate llega este nuevo Darksiders: Genesis con un juego protagonista, otro ya conocido y un nuevo enfoque que a priori es distinto pero que mantiene la esencia de Darksiders, no olvidemos que a pesar de que el estudio es distinto, las personas que han desarrollado el juego, son las mismas.

En Genesis conocemos a Lucha, el último de los jinetes del Apocalípsis que nos faltaba, que junto con Guerra reciben la misión de mantener el equilibrio ante los planes que puede hacer Lucifer para desestabilizar todo el orden reinante. Por lo tanto deberemos ir a lo largo de 5 fases en busca del malvado diablo para evitar que su intención sea realizada. El juego se enmarca años antes de los sucesos ocurridos en Darksiders 1 y 2, es decir, antes del Apocalípsis, podemos tomar este juego como una precuela que nos dará luz a muchas de las cosas que pasan en los primeros juegos.

La química entre los dos protagonistas se nota tanto a nivel jugable como a nivel de guión ya que ambos tienen bastantes intercambios de comentarios en donde se ven diferencias claras pero un gran afecto y respeto entre Lucha y Guerra. En cuanto al tono de la aventura, pasamos a una vista isométrica al más puro estilo Diablo en donde lucharemos contra cientos de enemigos que nos van apareciendo pero a la vez realizaremos más cosas.

El enfoque isométrico deja vía libre a la exploración y a tener que completar puzzles, escalar por paredes, saltar entre plataformas… algo que también realizábamos en las anteriores entregas pero con una cámara distinta. Es de lo poco diferente, por eso comentábamos que mantiene la esencia. Podremos jugar en solitario o en cooperativo. Si decidimos jugar en cooperativo podremos hacerlo en modo local o con amigos en donde cada uno llevará un jinete. El juego está pensado para jugarlo de esta manera.

De todas formas si jugamos en solitario podremos ir cambiando entre Lucha y Guerra con tan solo una combinación de botones. Lucha, el nuevo jinete, es un maestro de las armas y ataques a larga distancia y tiene un gran arsenal de ataques de largo alcance y un ataque cuerpo a cuerpo menos potente. Por su parte, Lucha es más de ir a enfrentarse al enemigo estilo tanque con potentes combos de cuerpo a cuerpo. También posee un gancho para ir saltando entre plataformas y un disco que puede atacar a varios objetivos a la vez apuntándolos.

Ambos personajes tienen distintas habilidades especiales propias que permiten ir resolviendo puzzles y accediendo a nuevas zonas. Habrá que ir resolviendo estos acertijos con el jinete correspondiente y a medida que vamos adquiriendo nuevos poderes y potenciando los que ya tenemos. Volveremos a conseguir almas al eliminar enemigos y destruyendo objetos. Estas almas sirven para adquirir en la tienda del juego, que como no podría ser de otra forma, está personalizada en Vulgrim, distintos poderes y mejoras.

Quizás el punto flaco de este juego y de todos los del género isométrico es el plataformeo y es que a veces el control no responde de la mejor manera posible y hará que nos caigamos cuando pensábamos que tendríamos controlado el salto. Caer no nos mata directamente pero no arrebata un poquito de barra de vida que quizás más adelanta sea esencial para acabar vivo en un combate. Y es que Darksiders: Génesis no es sencillo de por sí. Va a suponer un reto por la equilibrada dificultad de los enemigos a los que nos vamos a enfrentar. No penséis que es un paseíto por el campo. Vais a sudar para derrotar a ciertos jefes.

La historia tiene una escasa duración, de algo más de 10 horas, sin embargo el juego es altamente rejugable porque hay que explorar y acceder a zonas que en una primera o segunda pasada nos hayamos dejado sin inspeccionar, además introduciendo el modo cooperativo se harán más amenas las partidas. Su parte gráfica a la hora de las cinemáticas nos ha gustado bastante, pero en el juego real no ha sorprendido, está bien pero sin grandes alardes, cumple tanto en fluidez como en su diseño artístico de personajes y escenarios. No hemos encontrado caídas de frames.

Sonoramente si que destaca tanto la banda sonora, muy del estilo de toda la saga como sus efectos y por supuesto su doblaje al español, un doblaje ciertamente bueno con unas interpretaciones muy bien realizadas. La música ambienta bien el juego y no nos distrae y nos permite sumergirnos de lleno en la aventura.

Darksiders: Génesis es un juego que contiene en esencia lo mismo que le ha hecho triunfar en sus tres juegos anteriores pero con un cambio notable de envoltorio que permite el acercamiento a más público. Si te gustaba la saga, este te va a gustar. Si te gusta Diablo, este también te va a gustar. Quizás es más hack and slash y menos táctico pero te lo vas a pasar de vicio dando mandoblazos a criaturas del infierno y pegando tiros a demonios inmundos. Un gran juego que sin duda no os va a decepcionar.