Compartir

Si hace unas semanas analizábamos Castlevania Anniversary Collection, hoy le toca el turno a otro de los juegos icónicos de Konami, Contra, el plataformas al que todo el jugón que se precie, al menos se ha echado una partida ya sea en recreativas o en consola. Contra Anniversary Collection llega formando parte de los lanzamientos que Konami está haciendo por su 50 aniversario reeditando su títulos estrella con la inestimable ayuda de los estudios M2.

Estos estudios M2 ya se encargaron de la anterior entrega y además tienen gran experiencia en portar clásicos hasta las consolas actuales. En cuanto a este Contra Anniversary Collection este es su contenido enumerado:

  • Contra – 1987 (Arcade)
  • Super Contra – 1988 (Arcade),
  • Contra – 1988 (NES/Famicom)
  • Super C – 1990 (NES)
  • Contra III: The Alien Wars – 1992 (SNES)
  • Operation C – 1991 (Game Boy)
  • Contra: Hard Corps – 1994 (Mega Drive),
  • Super Probotector: Alien Rebels – 1992 (SNES)
  • Probotector – 1994 (Mega Drive)
  • Bonus Book

La historia de Contra comienza en el año 2631 cuando un Meteorito cae en la isla de Galuga portando vida extraterrestre. Tras dos años, estos alienígenas crean la organización Falcon de Sangre y se proponen invadir la tierra. Nuestros héroes Bill Rizer y Lance Bean, de la unidad Contra tendrán que salvar la vida de la tierra a disparos.

Y es que Contra no deja de ser un plataformas en 2D en el que tendremos que disparar sin descanso para destruir a todos los enemigos. También tendremos opción de mejorar armas con bonus. Podremos movernos de derecha a izquierda por la pantalla y subir hasta en tres alturas diferentes. Durante todos los juegos tendremos escenarios tan distintos como la selva, ciudades futuristas, fábricas, alcantarillas… Todo detallado y con multitud de enemigos en pantalla.

Además Contra incorporaba una novedad y eran ciertas fases en las que podíamos disparar e incluso acercarnos al fondo de la pantalla en un simulado 3D de la época para recorrer pasillos e incluso eliminar enemigos que estaban al fondo de la pantalla, así pues de esta forma creaban una falsa sensación de profundidad que por la tecnología de la época era imposible realizarla pero que gracias a la imaginación de los desarrolladores, nosotros sí que tenemos esa sensación además que está muy bien terminada.

En cuanto a los juegos, algunos son versiones de los propios juegos con cambios en los héroes, como los probotector o el Contra de Famicon que tenía ciertas diferencias con el juego de NES que llegó a Europa. Tenemos gran variedad de Contra, aunque como decimos, algunos son versiones de otros, si que se pueden disfrutar perfectamente pasando desde los de Arcade, los que jugábamos en los recreativos y ver cómo los gráficos iban evolucionando desde los 8 a los 16 bits. Sin duda es un aconsejable paseo por la historia retro del mundo de los videojuegos con esta saga icónica de Konami.

M2 nos da varias opciones también a la hora de los gráficos pudiendo cambiar, disminuir o aumentar la pantalla de cada juego con hasta 6 opciones. En las recreativas la pantalla se queda pequeña aunque si la ampliamos a todo el monitor sin duda se deforma y cuesta jugar pero dejándolo a 4:3 se ve perfecto. Por si esto fuera poco también se pueden poner líneas de televisor antiguas para darle más efecto retro a los Contra. Y no acaba aquí la cosa, porque como sucedía en la versión de Castlevania, aquí también podremos poner hasta 3 marcos alrededor de la pantalla de juego. El primer marco es una pantalla negra, el segundo son las portadas de los juegos y el tercero es fuego directamente alrededor haciendo que todo parezca en llamas.

Para el menú entre juegos y de opciones han implementado un acceso a través del gatillo de forma que en medio de la partida podamos ajustar cualquier detalle y al volver nos dará un aviso para estar preparados y continuar por donde lo dejamos, es decir, no vuelve a la partida de golpe, con lo que podremos estar atentos para que no nos maten.

Como puntos negativos tenemos que poner que Contra de Arcade tiene ciertas caídas de Frames a la hora de jugar pero que con un parche seguro que pueden solucionar este problema. También tenemos que decir que el juego está completamente en inglés, incluso el libro digital que incluye que ahora pasamos a comentar.

En cuanto al libro digital, se titula La historia de Contra y son 72 páginas en las que nos hablará de la historia de cada uno de los juegos incluidos en esta recopilación, además de dos entrevistas a Nobuya Nakazato, productor de bastantes juegos de Contra y a Tom DuBois ilustrador de entre otras, la portada de Contra III y Super C. Además el libro incluye un cronograma completo de la historia de Contra y los años, todas las armas y estilos con los que jugar y finaliza con material exclusivo, bocetos y dibujos de todos los juegos.

Gráficamente no hay novedad respecto a los juegos originales, Contra Anniversary Collection respeta en todo a lo que salió en su época y tan solo junta a bastantes títulos de la saga en un solo lugar. Si que se agradece que podamos tocar en el menú el tamaño de la pantalla y meterle algún efecto.

En cuanto al sonido, las melodías retro de Contra se nos meterán en la cabeza y seguirán haciéndonos vibrar como lo conseguían hace años. Es uno de los puntos más fuertes del juego. Por otra parte tiramos de las orejas a Konami por dejar en inglés el juego, ya que entendemos que es un producto que no necesita ser entendido pero no hubiera estado de más una pequeña traducción en los menús simplemente.

Contra Anniversary Collection es otro de esos productos ideales para echar tardes divertidas en las consolas de nueva generación y rememorar viejos tiempos o enseñar a los más jóvenes a qué se jugaba hace 30 años. Es una oportunidad ideal tanto por la época en la que estamos como por el precio reducido al que sale esta edición. Volvemos a felicitar a Konami por sus 50 años y le agradecemos que nos haga llegar hasta nosotros estas joyas que perdurarán en el tiempo y en el recuerdo.