Compartir

Koji Igarashi es productor de Castlevania: Symphony of the Night, una de las mejores entrega de esta famosa saga. Tras la salida de la desarrolladora de aquel juego, se propuso crear un sucesor espiritual de estos títulos que estaban basados en vampiros y caza-vampiros y llevan una larga historia detrás. A través de Crowfunding consiguió sobradamente cumplir las expectativas para el desarrollo de un nuevo título y tras algunos retrasos y con algunos problemas acaba de salir este Bloodstained: Ritual of the Night desarrollado por ArtPlay y distribuido en nuestro país por 505 Games.

Nuestra protagonista es Miriam, una heroína capaz de absorber fragmentos que le otorgan la habilidad de usar los poderes de los enemigos que los poseían. Así pues es una Unefragmentos, una humana modificada alquímicamente que debe evitar el fin del mundo que se avecina tras la llegada de cientos de diablos provenientes del mismísimo infierno a través de un castillo. Miriam debe ir a cerrar esa puerta ya que es junto con otro personaje, la única Unefragmentos que queda viva y la única persona capaz de parar todo esto que se avecina. Cuando descubre quién está detrás de lo que está ocurriendo tendrá que dejar de un lado su parte humana y comenzar a absorber fragmentos que van convirtiéndola cada vez más en un demonio pero también le dan la fuerza necesaria para cumplir con la misión.

Bloodstained: Ritual of the Night es un plataformas en dos dimensiones en el que tendremos que ir explorando mazmorras y avanzando en nuestra aventura con grandes mapas que vamos descubriendo a medida que pasamos de una habitación a otra. Es bueno que no dejemos ninguna habitación por explorar porque nos vamos a perder secretos y mejoras que serán necesarias para llegar a lugares donde antes no podríamos acceder. Al comenzar la partida tendremos que elegir entre Normal y Dificil como dificultades, pero una vez acabemos con el juego se aumentará la dificultad. Dependiendo de vuestra habilidad podréis elegir el modo normal, que al comienzo es algo costoso pero en cuanto cojamos varios niveles y cierto equipo, no resultará muy complicado o el modo difícil, que supone más reto y tendremos que tener más cuidado.

Contamos con un minimapa en el que se nos van mostrando qué habitaciones hemos descubierto y cuales no. Las que se marcan en azul son las zonas donde ya hemos estado mientras que las habitaciones en negro son las que todavía no están descubiertas. Por otra parte hay otras habitaciones rojas en donde podremos guardar nuestro progreso. Los mapas, como decimos, son gigantescos y a medida que vamos internándonos en ellos se van abriendo nuevos caminos por donde ir. Así que a veces tendremos que dar marcha atrás en un lugar para volver e ir por otro. Las habitaciones están llenas de enemigos y multitud de elementos con los que interactuar para que nos otorguen bonus, vida, monedas…

Ya os advertimos que os vais perder en algunas ocasiones y habrá que deambular por el mapeado recorriendo habitaciones ya vistas hasta que demos con la clave que necesitamos para seguir adelante. No todo en este juego es matar y matar, a veces se nos pondrán en unas situaciones en las que necesitaremos algo de imaginación para resolverlas. Pero no os penséis que es un juego aburrido, al contrario, cada poco tiempo se nos irán otorgando nuevas habilidades, nuevos fragmentos que nos harán querer seguir avanzando en la aventura. Además al tener que volver a explorar zonas donde ya hemos estado, encontraremos secretos y zonas donde pensábamos que no había nada.

Bloodstained contiene más de un final. En unas 15 horas de juego podremos llegar al final correcto pero incluso antes podríamos alcanzar el final que no es tan bueno. Esto es realmente subjetivo porque luego depende de cada persona lo que dedique a la exploración y mejora de Miriam y la consecución de los desbloqueables, jefes ocultos, etcétera.

Este juego tiene un aspecto de género de RPG, así pues podremos equipar distintas armas que mejorarán las estadísticas, así como cascos, armaduras, anillos o bufandas. Además iremos subiendo niveles a medida que vayamos eliminando enemigos y estos nos den experiencia. Como decíamos antes, al matar a enemigos, hay una probabilidad de que suelten su fragmento y lo absorbamos. Este fragmento nos otorgará más poder y habilidad especial. Hay varios colores de fragmentos según el tipo, ya sea rojo para disparador, azul de efecto, morado direccional, amarillo encantado y verde familiar. Solo podremos equipar uno de cada y otorgan diferentes efectos pero hay gran cantidad de fragmentos por adquirir al igual que hay gran cantidad de enemigos diferentes. Como tampoco podía ser de otra forma, contaremos con infinidad de armas para usar con distintas estadísticas y diferentes ataques, de esta manera tendremos que sopesar si hacer más daño con un ataque más lento o al contrario, menos daño pero más ataques por segundo. Todo esto será decisión nuestra a medida que vayamos explorando y adquiriendo nuevas armas y objetos que equipar.

Gráficamente el juego luce bien con un estilo similar al que mostraban los Castlevania. Escenarios muy chulos inspirados algunos en la época de la revolución industrial, que es el que más nos ha sorprendido. Los personajes tienen personalidad y están bien modelados. Quizás el fallo es que la versión de Switch, la que hemos analizado, a veces sufre caídas de rendimiento y el juego alcanza 30 fps, la mitad que las otras plataformas. Por si fuera poco las ralentizaciones son más que notables en algunos puntos. Pero para ser justos, el equipo desarrollador ya ha dicho que están trabajando en ello e irán implementando pequeñas actualizaciones periódicas para resolver estos problemas.

La BSO sin duda es donde también destaca este juego con gran cantidad de temas y estilo muy del gusto de los Castlevania y melodías que se nos quedan en la mente y que en unos años serán recordadas. El juego viene traducido al español en sus subtítulos pero con un buen doblaje en inglés y japonés.

Si sois fanáticos de la saga Castlevania, este Bloodstained: Ritual of the Night es un dignísimo sucesor y os va a otorgar las mismas sensaciones que el juego inspirador. Vais a pasar momentos como antaño de búsqueda y resolución de bloqueos en el mapa, luchas contra jefes finales en los que no solo valdrá con pegar golpes. Las joyas, la multitud de armas y el aspecto rolero os conquistará. Quizás tenga algunos fallos pero estos se van a ir resolviendo rápidamente con actualizaciones por parte del equipo desarrollador y ahora mismo según el estado del juego, se puede jugar perfectamente y disfrutarlo. No lo dudéis y haceros con él si os gustan los Metroidvania porque Bloodstained: Ritual of the Night os dejará un gran sabor de boca.