Compartir

Los amantes de la estrategia en tiempo real están de enhorabuena y es que acaba de lanzarse para Xbox One y Playstation 4 el juego 8-bit Hordes, un juego desarrollado por Petroglyph, estudio creador de bastantes juegos del mismo tipo, con lo que ya tienen experiencia en el género, y distribuido en España gracias a Avance Discos.

8-Bit Hordes apareció allá por el verano de 2016 para PC y no ha sido hasta ahora que se ha portado a consolas. Tuvo bastantes críticas positivas a su salida debido a su espíritu retro que contiene lo mejor de los Age of Empires clásicos, los Warcraft de estrategia (No confundir con World of Warcraft), los Command and Conquer o los Starcraft. El juego con unos gráficos muy de Minecraft se ve con una cámara isométrica y consiste en conquistar al ejército o ejércitos contrarios, para ello tendremos que construir nuestros soldados a partir de estructuras que darán una velocidad de construcción, granjas que permitirán aumentar la prole, recursos para gastar en estos edificios y capital militar y bastantes más edificios que hay que ir desbloqueando con un árbol tecnológico.

Aquí el objetivo es meramente militar, destruir al enemigo, como en los juegos clásicos del género. Para ello podremos elegir entre 6 razas distintas: Soldados, Craneoides, Iluminados, Mortíjuros, Guardianes y Renegados. Cada uno con sus propias estructuras y unidades. Hay estructuras de construcción y estructuras defensivas y las unidades pueden ser ligeras, pesadas, áereas o estructuras defensivas, cada una con un tipo de daño. Son fuertes contra un tipo de unidad enemiga y a la vez débiles contra otro tipo, así habrá que manejar equilibradamente los ejércitos.

La jugabilidad del juego es muy buena controlándose con los gatillos el modo de selector de construcciones y unidades y pudiendo administrarlas con 3 botones haciendo así tres cuerpos de ejército, con botón Cuadrado, círculo y triángulo en PS4 y X, Y y B en Xbox One. Los modos de juego son el modo campaña donde podremos elegir hacerla con los Mortíjuros (orcos) o con los Iluminados (Humanos). La fantasía tolkiniana, de Magic The Gathering y de Warcraft está muy presente. En cada campaña tendremos 36 misiones a nuestra disposición que una vez las realicemos podremos rejugarlas para obtener una valoración mejor. Y finalmente en el modo de un solo jugador 8-Bit Hordes pone a nuestra disposición el modo escaramuza, una guerra con hasta 6 jugadores, dependiendo del mapa, en el que jugar por equipos o todos contra todos para ver quién si podemos conquistar a todos.

Si no queremos jugar en solitario, 8-Bit Hordes pone a nuestra disposición varios modos en multijugador. El primero es la campaña cooperativa que consta de 12 misiones a las que jugar con un amigo y en las que tendremos que cumplir los objetivos marcados y bonificaciones para mejorar la puntuación. Si no queremos jugar cooperativo siempre podremos jugar al otro modo multijugador, el multijugador Online con otras personas de internet haciendo así un bonito modo competitivo. El juego da bastante amplitud de selección y se pueden jugar partidas contra otros rivales a través de internet al más puro estilo de las competiciones reales.

Gráficamente el juego es bonito, los 8 bit de sus gráficos nos recuerdan a aquellos clásicos de los años 90 y está muy bien traído en consolas. El menú contextual está muy bien adaptado y los controles son intuitivos y rápidamente nos haremos con el manejo del juego.

El sonido cumple, tiene una banda sonora al más puro estilo fantástico con toques Midi de juegos de clásicos, además el 8-Bit Hordes está traducido a nuestro idioma y podremos enterarnos de todo.

8-Bit Hordes es una buena opción si lo que te gustan son los juegos bélicos de fantasía y estrategia en tiempo real, ya que en consolas no hay demasiados de este tipo, y realmente hace tiempo que no se realizan juegos así para consola. Gráficamente igual no es una maravilla pero estos gráficos son parte de su encanto. Sin duda Avance Discos ha hecho una gran labor haciéndonoslo llegar para que lo podamos jugar y es un videojuego que no decepciona. Te vas a pasar las horas delante de la pantalla.