Compartir

La Comisión Europea ha anunciado este jueves que abre un nuevo expediente a Google por abuso de posición dominante. Se trata del tercero, y en este caso es por imponer restricciones a otras páginas webs a la hora de ceder espacio a anuncios contextualizados de competidores de Google.

Margrethe Vestager, Comisaria de Competencia, ha dicho lo siguiente en la rueda de prensa que ha ofrecido después de que se haya tomado la decisión: “Tener una posición dominante no es un problema para las normas europeas, se puede ser grande. Pero es ilegal abusar de esa posición poderosa para restringir la competencia, sea en el mercado que controla o en otro”.

Además de este pliego, la Comisión ha remitido a Google los de los anteriores casos ya abiertos, después de haber recabado “nuevas pruebas” que demostrarían que la compañía habría favorecido su posición sobre la de sus competidores.

A partir de ahora Google tendrá un plazo de ocho semanas para dar su respuesta y presentar la documentación necesaria.

Por el momento, la compañía norteamericana ha apuntado que “las innovaciones y mejoras de productos han incrementado la capacidad de elegir de los consumidores europeos y han promovido la competencia”. Además, han señalado que examinarán “los nuevos cargos de la Comisión”, y que darán “una respuesta detallada en las próximas semanas”.