Compartir

1Son tiempos complicados estos que corren. Entre que el empleo es escaso y que, el que hay, es precar

Son tiempos complicados estos que corren. Entre que el empleo es escaso y que, el que hay, es precario o te pagan al día, la vida se basa en trabajar y buscar otro trabajo. Miles de currículums inundan los buzones de correo electrónico y los departamentos de recursos humanos, pero solamente unos pocos son los afortunados. Seguramente algunos se pregunten qué han tenido los demás que no he tenido yo y la respuesta, en ocasiones, se encuentre en las redes sociales. Ya no basta con dar una buena impresión e imagen durante la entrevista cara a cara, también tiene que ser en los perfiles de Facebook o Twitter. Linkedin no te exime de que vean tus últimas fotos borracho o tus publicaciones apoyando temas polémicos. A pesar de que esta práctica sea un poco controvertida por eso de invasión de la intimidad, lo cierto es que si no quieres que algo se sepa, no lo publiques. Mucho cuidado y borra todas estas cosas si quieres encontrar trabajo en un futuro. Foto de perfil inadecuada¿Sales haciendo la peineta en tu foto de perfil? ¿De fiesta con los ojos un pelín vidrioso? ¿Caras asquerosas? Está claro que todo el mundo ha salido o sale de vez en cuando de fiesta, pero lo mejor es que tus amigos no suban esas fotos y que, simplemente, las pasen por whatsapp. Las empresas son capaces de llegar a las redes sociales incluso si no tenemos el nombre completo puesto, así que hay que extremar el cuidado. Al no conocerte, la imagen que das en Facebook es muy importante. Ojo, que esto no significa que tengas que salir con sonrisa profident y con una imagen de sesión de fotos profesional.

Atrás