Compartir

Whatsapp es la red de mensajería instantánea más usada del mundo, pero también la que más vulnerabilidades de seguridad en su sistema tiene. Un joven indio de 18 años, Indrajeet Bhuyan, ha descubierto una 'sencilla' forma de hacer que el servicio se caiga completamente y estaría al alcance de todos.

El chico descubrió que enviando entre 4.200 y 4.400 emoticonos podía hacer que toda la red se viniera abajo a través de un experimento que probó en las versiones de Android, iOs y de web.

La red soporta unos 6.500 caracteres en un mismo mensaje, pero por menos se bloquearía por completo la versión de whatsapp del receptor, pero no el nuestro. La persona que recibiese el ataque tendría que borrar el chat entero para poder seguir utilizándolo. 

Bhuyan asegura que el bloqueo solo se produce en las versiones web y de Android, mientras que con la de iPhone solo hay una ralentización del sistema durante unos pocos segundos. El joven ha escrito a la compañía para arreglen este problema en su próxima actualización.