Compartir

Era un ensayo, quizás un espejismo. Apple vuelve sobre sus pasos y diseñará sus próximos teléfonos, los populares iPhone, volviendo a sus diseño original, más o menos. Es decir manteniendo la idea originaria de poder manejar las funcionalidades del aparato con una sola mano. Y es que hasta el iPhone 6 y iPhone 6 Plus, en Apple se han vanagloriado de que a diferencia de sus competidores que utilizan la plataforma de Android, sus pantallas seguían siendo siendo menores para asegurar que las terminales de la manzanita eran más prácticas y manejables, y su sistema operativo iOS funcionaba sin errores o esperas. Ellos son más pequeños, prácticos, intuitivos y manejables. Era la consigna. 

Un camino al que ahora parecen volver los de Cupertino tras presentar el pasado mes de septiembre los iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Productos en los que la enseña californiana introducía numerosas novedades respecto a los modelos anteriores, pero una destacaba por encima del resto: su tamaño.¿Por qué aquel cambio y aún más por qué la vuelta atrás? Aquel asalto a las grandes pantallas y a las 'phablets' se debió, en parte, a un cambio de tendencia. Y lo cierto es que no le salió mal. Según un estudio publicado en TechCrunch, los usuarios del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus han disparado los tiempos de lectura en estos dispositivos en comparación con el iPad. Ahora pasan más tiempo delante de las pantallas y necesitan que estas sean más grandes.

¿Y las ventas? Las del primer fin de semana alcanzaron los 10 millones de unidades, estableciendo un nuevo récord. Pero, a pesar de estas contundentes cifras, la compañía se ha olvidado de los nostálgicos de las 4 pulgadas. Según Electronic Times of Taiwan, Apple está 'cocinando' un iPhone de tamaño original para el año que viene. Y todo de un tamaño prácticamente idéntico al modelo 5S.

Y es que a muchos usuarios acostumbrados al iPhone y al uso con una sola mano a algunos les puede resultar difícil la 'usabilidad' de los nuevos terminales gigantes de Apple. Un ejemplo:  el uso del botón Home para bajar la pantalla, ya que hay que recurrir a él constantemente al volver a subir tras realizar cada tarea.

Ese cambio además, seguirá la estrategia de hacer olvidar en el mercado el iPhone 5C tras su pobre aceptación en el mercado, como publica ElConfidencial, y apostar por un nuevo modelo con las mismas medidas y mejores prestaciones.