Compartir

Desde que el doble check azul llegara a nuestras vidas para quedarse, en medio de la polémica y el rechazo a la nueva medida de la red de mensajería instantánea líder en el mundo, WhatsApp, la picaresca española no ha dejado pasar una oportunidad de difusión de un falso mensaje que podría traer graves consecuencias para algunos usuarios. 

Durante los últimos días, un largo mensaje que se va difundiendo de móvil a móvil asegura que la 'app' cobrará 0,37 céntimos por cada mensaje enviado a través de la plataforma. Esto ha preocupado a los usuarios, pese a que la empresa no se ha pronunciado al respecto.

En el mensaje, se asegura que este jueves a las 6 de la tarde WhatsApp “cerrará” y se tendrá que pagar por cada unidad de texto enviada. La razón, según la advertencia, es que los servidores de la 'app' están muy congestionados. Para que la aplicación se actualice y evitar dejar de pagar, dice el bulo, hay que enviar el mensaje a más de nueve contactos, tras lo que aparecerá un icono rojo.

Muchos de los usuarios de WhatsApp han dado por cierto este mensaje, por lo que el caos ha comenzado a crecer y muchos están buscando alternativas para cambiarse de servicio. 

“Hola, soy Germán Menafre, director de WhatsApp. Este mensaje es para informarles a todos nuestros usuarios de que sólo nos quedan 530 cuentas disponibles para nuevos teléfonos, y que nuestros servidores han estado recientemente muy congestionados, por lo que estamos pidiendo su ayuda para solucionar este problema. Necesitamos que nuestros usuarios activos reenvíen este mensaje (…) Mañana empiezan a cobrar los mensajes por WhatsApp a 0,37 céntimos. Reenvía este mensaje a más de 9 personas de tus contactos y te será gratuito de por vida”, se lee en el largo mensaje difundido con faltas de ortografía.

En WhatsApp corren a menudo muchos bulos como este y no hay que creérselos. Además, casi todos se centran en que tienes que pagar mucho más o abonar alguna cantidad a otro usuario. Los más de 600 millones de usuarios al año de esta app pagan algo menos de un euro al año por mantener su servicio.