Compartir

La empresa Apple ha negado el supuesto fallo en su servicio de almacenamiento iCloud después del hackeo masivo de teléfonos a más de 100 famosas estadounidenses. Así ha descartado en un comunicado que esto se produjera por una vulnerabilidad de su sistema.

La empresa indica que en “ninguno de los casos que hemos investigado se produjo como resultado de un acceso ilegal a nuestros sistemas, incluido iCloud y Find my iPhone”.

Después de más de 40 horas de trabajo, Apple ha concluido que el ataque tiene que ver con la baja seguridad de las contraseñas y nombres de usuario que tenían puestas las celebs. Explica que este problema es “una práctica que se ha convertido en muy frecuente en Internet” y que tiene que ver con la deficiente seguridad que cada uno pone en sus terminales.

Apple ha recomendado poner contraseñas difíciles de descifrar y la activación de un método de activación con dos pasos. No obstante, la compañía ha dejado claro que continúa colaborando con el FBI para dar con el autor de este ataque a la privacidad de cientos de actrices y cantantes.

Una larga lista de afectadas que se ven amenazadas cada día por el hacker que dice tener vídeos íntimos y más fotografías en las que se las ve en posturas sensuales o completamente desnudas, como es el caso de Jennifer Lawrence, una de las más afectadas.