Compartir

Apple y Google, concretamente en su unidad Motorola Mobility, han acordado cerrar de forma definitiva su guerra de patentes respecto a los smartphones, terminando uno de los conflictos con más calado en el mundo de la tecnología, ya que estaba activo desde el año 2010.

En un comunicado conjunto, ambas compañías han explicado que la decisión no incluye un acuerdo de licencias compartidas en sus respectivas patentes.

“Apple y Google también han acordado trabajar juntos en algunas áreas de reforma de patentes”, añade el comunicado.

Hay que recordar que hace dos años Google adquirió Motorola Mobility por más de 12.000 millones de dólares, una situación que se complementó cuando anunció hace unos meses la venta de Motorola a Lenovo, mientras que conservará la gran mayoría de sus patentes.

La guerra de Apple sigue abierta con Samsung y esa parece que no tienes fin…