Compartir

Por supuesto que es mucho más sofisticado que un simple juguete, pero su tamaño se asemeja a cualquier réplica teledirigida del monoplaza de Fernando Alonso. Su nombre es SST-3B-Falcon y es un proyecto de un estudiante de Reino Unido. Llegó a alcanzar una velocidad punta de 554 km/h, pero para el récord se registra la media: 462 km/h. ¡Ahí es nada!