Compartir

El telescopio Hubble ha logrado captar la desintegración de un asteroide en diez partes que podrían impactar contra la Tierra. El fenómeno se produjo entre septiembre de 2013 y enero de 2014 y es la primera vez que se presencia una fragmentación de un asteroide.

La parte más grande tiene el tamaño de dos campos de fútbol y los fragmentos del asteroide P/2013 R3 podrían impactar contra nuestro planeta como ocurrió en Rusia. Los científicos consideran que este fenómeno se ha producido por el choque con otro asteroide.