Compartir

La compañía española
Nimbeo ha desarrollado Hermes, una
herramienta para la gestión de redes
eléctricas inteligentes, que estudia el
comportamiento de las distribuidoras eléctricas,
avisa de potenciales fraudes e incidencias (por
ejemplo, que alguien esté robando electricidad en
algún punto o que se haya producido un fallo) y
monitoriza la seguridad de la red.

Hermes permite realizar tres funciones
fundamentales basadas en la gestión avanzada de estas redes.

La primera es el control de contadores, que permite la gestión y monitorización de los
contadores y concentradores de la red. Ofrece un
panel de control con un sistema de incidencias
geolocalizadas y datos sobre
parámetros como pérdidas técnicas, estado y topología
de la red, flujos de potencia, alertas,
notificaciones y métricas.

La segunda es la predicción y estimación.
Hermes emplea algoritmos de inteligencia
artificial como redes neuronales o perceptrones
que permiten el análisis predictivo del
comportamiento de la red en tiempo real y
realizar cálculos que optimizan la información
tanto del usuario como de los diferentes agentes
de la red.
Esta funcionalidad ayudaría, por ejemplo, a
calcular qué cantidad de potencia debería
generarse tras un apagón para evitar derrochar
energía; o que un usuario pueda saber el gasto
eléctrico con un año de antelación.

Otras de las funciones de esta herramienta se
centran en el control eficaz de acceso y el tráfico de
la red eléctrica buscando tres objetivos:  detección de fraude, encriptación y cifrado de las comunicaciones, protección del Power Hub (centro de control) y
de los Smart Meters (contadores inteligentes).