Compartir

De entre las novedades que presentó ayer Apple en San Francisco, el iPad Air ha sido la que ha suscitado mayor atención: con una pantalla de 9,7 pulgadas, una red WiFi mejorada y una batería que presume de 10 horas de autonomía, ha convencido a adeptos y no adeptos a la casa.

Y no solo por ser más fino que su predecesor (7,5 mm.) sino por su renovado y elegante diseño. Su peso es de 453 gramos. Dotado con el mismo procesador que el iPhone 5s, Apple refuerza su potencia. Eso sí, el terminal carece del rumoreado sensor Touch ID (lerctor de huellas digitales) característico del iPhone 5S, aunque sí posee la esperada pantalla Retina.

Además, la tableta dispone de una cámara FaceTime HD de nueva generación y de la cámara iSight con sensor de cinco megapíxeles y óptica avanzada. Cabe apuntar asimismo que el iPad Air lleva integrado iOS 7, con nuevas prestaciones como el Centro de Control, el Centro de Notificaciones, mejoras en la multitarea, AirDrop, Fotos, Safari y Siri, y la novedad de iTunes Radio.

En cuanto a los precios, el más barato, de 16 GB, saldrá por 479 euros. 569 euros costará el de 32 GB y 659 euros el de 64 GB.