martes, 29 septiembre 2020 2:05

Las Google Glass entran en el quirófano

Las Google Glass, el dispositov de realidad aumentada de Google, se reciben en numerosos campos como una herramienta repleta de posibilidades. Uno de los últimos en experimentar sus aplicaciones ha sido el de la medicina, que ayer vivió en España una sesión especial: cerca de 300 universidades y hospitales de los cinco continentes han participado este martes en una intervención quirúrgica con Google Glass utilizando las Hangouts (videollamadas) de Google+, con la que se ha formado a médicos y estudiantes de Medicina en dos técnicas pioneras, el artroscopio sin cables (WAD) y el implante de condrocitos autólogos.

Esta master class ha sido impartida por el doctor Pedro Guillén, de la Clínica CEMTRO, gracias al desarrollo tecnológico que la empresa española Droiders ha realizado sobre las Google Glass a través de su sistema Glassters Streamer. “Con este experimento se crea un nuevo concepto, el quirófano único y global”, ha afirmado el doctor Guillén.

La difusión ha sido posible gracias al despliegue tecnológico de Telefónica para retransmitir en Alta Definición, al sistema de videollamada de Google+, y a Indra, que ha aportado su tecnología aplicada a la creación del WAD. Esta experiencia no se había realizado hasta el momento en el mundo y se ha podido seguir a través del enlace de YouTube de la página web de clínica CEMTRO www.clinicacemtro.com; y de la web de Droiders, www.droiders.com, donde se ha retransmitido en abierto.

“Esta cirugía supone una importante novedad y un significativo avance en telemedicina respecto a ocasiones previas por varios motivos. En primer lugar, es la primera vez en que las gafas de Google se usan realmente en su aplicación práctica”, explica el doctor Pedro Guillén. 

PRIMERA OPERACIÓN CON GOOGLE GLASS

El pasado 21 de junio, el profesor Guillén se convirtió en el primer cirujano en retransmitir una operación quirúrgica con Google Glass. El uso de las gafas permitió que el cirujano demostrara que podían usarse en quirófano; y comprobó que el desarrollo Glassters Streamer de Droiders abría el campo de acción de las Google Glass al difundir la imagen en streaming a amplios auditorios. Pero en esa retransmisión no se dio a las gafas una aplicación práctica concreta ni se ofreció una Clase Magistral.

“El uso de las Google Glass ofrece una visión muy valiosa para un aprendiz de una técnica, la del ojo del cirujano. Sin embargo, esto puede no ser suficiente. La gran mayoría de las cirugías actuales intentan usar técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, muchas veces por artro-endoscopia, y en estas ocasiones, la visión más importante para el cirujano no es la de los ojos del doctor si no la de la pantalla del artroscopio a la que el doctor está mirando. Lo ideal para el aprendiz sería ver al mismo tiempo la artroscopia y las manos del cirujano.” asegura el profesor Guillén

Por ese motivo en esta experiencia se ha integrado la imagen de las Google Glass en el diseño de una Master Class habitual, consiguiendo que su uso añada un valor adicional a otros aspectos muy perfeccionados ya en la telemedicina, como la calidad de la imagen artroscópica. Además de su función como cámara, se ha querido explotar el potencial de la gafa como medio de comunicación directa con el cirujano y como coadyuvante en la transmisión de información a los estudiantes, usando para ello los recursos que ofrece el Hangout de Google+, y el sistema de streaming Glassters Streamer de Droiders.

Julián Beltrán, presidente de Droiders, afirma “nos congratula volver a poner nuestra pionera tecnología para Google Glass al servicio de la medicina, y así seguir avanzando en las aplicaciones que se desarrollan para el dispositivo de Google en un campo tan esencial para la sociedad”.