Compartir

La Queen Mary University of London y la University College London han realizado un estudio sobre las consecuencias sobre nuestra mente de un videojuego de estrategia como Starcraft. Los resultados son los que cualquier fan de la estrategia podría esperar, pero a muchos puede que les sorprenda: jugar a Starcraft mejora la “flexibilidad cognitiva”, es decir, la capacidad para adaptarnos a situaciones cambiantes.

Para realizar el estudio, las universidades crearon un grupo de trabajo de 72 mujeres en la University of Austin in Texas (curiosamente, el grupo es de mujeres porque los investigadores no lograron encontrar hombres que jugaran menos de dos horas al día). El grupo se dividió para jugar a Starcraft una hora al día (cada grupo con un distinto niveles de dificultad) durante un período de entre seis y ocho semanas; un tercer grupo se dedicó a jugar a Los Sims.