Compartir

Los errores en este sistema de frenado, aunque raros, pueden provocar que el conductor deba hacer una presión adicional para que el automóvil se detenga por completo.

General Motors explicó en un comunicado que tiene constancia de 27 choques a baja velocidad, en los que no se había producido ningún heridos.

Los modelos defectuosos fueron todos fabricados en la planta de Lordstown (Ohio).

Aunque el Chevrolet Cruze es un automóvil que se comercializa en todo el mundo, las unidades afectadas solo se encuentran en EE.UU.

La compañía precisó que comenzará inmediatamente a notificar a los propietarios para que pasen por su concesionario para que sea reemplazado el sistema de frenado de asistencia.