Compartir

Científicos taiwaneses han desarrollado un nuevo sensor capaz de detectar si una persona ha comido o fumado más de lo que debería. El dispositivo aún es un prototipo que se encuentra en fase de prueba, pero cuenta ya con una precisión del 94% y es capaz de diferenciar entre comer, hablar, toser, fumar, beber y respirar. Se trata de un sensor que se sitúa en la boca y se conecta al frenillo. Este i…