Compartir

Las pérdidas en Europa, el único mercado en el que el mayor fabricante estadounidense tuvo números rojos, ascendieron a 110 millones de dólares, muy inferiores a los 394 millones de dólares de pérdidas en 2012.

GM dijo que la mejora de los resultados europeos es fruto de la reestructuración que ha emprendido en sus operaciones y la agresiva política de reducción de costes.

“Ha sido un fuerte trimestre con éxito en Norteamérica y China, progreso en Europa y el lanzamiento de vehículos muy bien recibidos en todo el mundo”, dijo el presidente y director ejecutivo de GM, Dan Akerson, durante una conferencia telefónica con analistas y medios de comunicación.

“En Europa, menores costes y mayores volumen en el Reino Unido, y nuevos vehículos fuertes como el Opel Mokka ayudaron a reducir nuestras pérdidas. Pero todavía no se atisba una recuperación dirigida por la demanda así que tenemos que seguir trabajando en costes, complejidad y afianzamiento de la marca”, añadió.

Los ejecutivos de GM dijeron que aunque sus resultados están mejorando en Europa no van a adelantar su previsión de que las operaciones europeas volverán a ser rentables en 2015.

Akerson también destacó que durante el segundo trimestre, GM envío 2,5 millones de vehículos a sus concesionarios de todo el mundo, 100.000 más que hace un año, aunque la cuota mundial de mercado se redujo del 11,6 al 11,5 % en ese periodo.

Los ingresos netos del fabricante de automóviles fueron de 39.100 millones de dólares, casi un 4 % más que hace un año, mientras que las ganancias antes de intereses e impuestos (Ebit) se situó en 2.300 millones de dólares, un 7 % de aumento.

En Norteamérica, GM ganó 1.976 millones de dólares, 85 millones más que hace un año.

Akerson dijo que “el agresivo lanzamiento de nuevos vehículos” en la región está dando resultados positivos “especialmente para (las marcas) Chevrolet y Cadillac”.

GM tiene programado para este año el lanzamiento de 18 vehículos nuevos o renovados.

Precisamente hoy, el influyente grupo de consumo estadounidense “Consumer Reports” colocó al Chevrolet Impala 2014 como el mejor sedán en el mercado norteamericano, la primera vez que el puesto es ocupado por un fabricante estadounidense en 20 años.

Por ejemplo, las ventas de Cadillac (la marca de lujo de GM) en Estados Unidos en lo que va de año han aumentado más de un 33 % y en el conjunto de Estados Unidos, GM ha ganado este año más de un punto de cuota de mercado.

En Suramérica, GM mejoró sus resultados al pasar de 16 millones de dólares en ganancias en el segundo trimestre de 2012 a 54 millones de dólares.

“En Suramérica estamos trabajando para compensar a través de los precios el impacto del declive de las divisas” explicó Akerson.

El directivo de GM también reconoció que en el resto del mundo la compañía tiene que mejorar sus resultados, excepto en China donde tuvo ventas récord en sus empresas conjuntas.

“En China, los resultados han sido particularmente fuertes en los segmentos de tamaño medio, medio superior y todoterrenos de lujo” explicó.

Con General Motors Operaciones Internacionales, el departamento que engloba todos los mercados fuera de Norteamérica, Suramérica y Europa, el fabricante ganó 228 millones de dólares, un 63,6 % menos que en 2012.

GM indicó que los resultados del segundo trimestre incluyen un aumento de los gastos fiscales de 500 millones de dólares.

Finalmente, Akerson afirmó que para el resto del año se concentrarán “en ganar clientes con vehículos de alta calidad con un valor atrayente”.