Quantcast

De Almeida a Juan Carlos I: vuelve Jamming, el espectáculo más canalla de Madrid

  • Jamming es una obra basada por completo en la improvisación de los actores.
  • Con más de 3.000 actuaciones se han convertido en un referente del teatro madrileño.
  • Participan en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

¿Qué tienen en común José Luís Martínez-Almeida, el rey Juan Carlos I y una canción de reguetón? A simple vista podría ser difícil encontrar un nexo de unión, pero los chicos de Jamming, la obra más canalla del teatro Maravillas, son capaces no solo de lograrlo, sino hacerlo imitando una tragedia rusa. O una telenovela venezolana. Puestos a improvisar, cuanto más descabellado… mejor.

La dinámica es sencilla. A través de un código QR –o a viva voz, que tampoco es cuestión de no dejarse llevar por el momento– el público envía una palabra, nombre o frase. Una de ellas sirve para enfocar el tema y, además, cada actor recibe otra que tendrá que introducir en cualquier momento de la actuación. El estilo en el que se desarrollará cada improvisación es escogido por aclamación popular, como si de la antigua Roma se tratase.

Teatro Maravillas
Jamming

A partir de ahí, comienza la diversión. ¿Te imaginas un drama vecinal que se base en que el “patio de mi casa es particular”? ¿O a un narco enfadado porque cree que su esposa le ha sido infiel con el alcalde de Madrid? Pues con Juanma Díez, Lolo Diego (Vis a Vis, el oasis), Joaquín Tejada y Paula Galimberti, este singular show, donde el teatro de la improvisación es el absoluto protagonista, se convierte en una realidad.

Todos ellos aportan humor, construcción de historia, escucha, generosidad… Dentro de ello, Juanma aporta un ingrediente más gestual o corporal, Joaquín humor ácido, Paula fuerza y presencia y Lolo, ingenio.

Reinauguración en Madrid

El pasado 2 de octubre el Teatro Maravillas, –C/ de Manuela Malasaña, 6 Madrid-, reabrió sus puertas con uno de sus espectáculos insiginia, Jamming, que ha cosechado el éxito en más de 23 ciudades españolas, con presencia en ciudades europeas como Milán, Berlín o Lisboa, entre otras y en Latinoamérica: Colombia y Chile.

Teatro Maravillas
Jamming

“Jamming Show es un teatro vivo, popular ateniéndonos a los tipos de teatro de Peter Broook, único, irrepetible, fresco, divertido, co-creación pura e instantánea. Y todo ello respetando las medidas COVID-19. Un espectáculing, en nuestro idioma Jamming, que ya tiene 17 años de vida y que ha evolucionado y crecido desde el primer día junto a los espectadores y seguidores. Un canto a la vida y a la felicidad. Somos una compañía fundada y creada por cuatro amigos a los que les unió un sueño y lo hemos alcanzado con el apoyo de muchos espectadorings. Con el trabajo continuado y comprometido y rodeados de magníficos profesionales y amigos, detrás del escenario”, explican los actores.

Éxito rotundo

Con más de 3.000 funciones y de 2.000.000 espectadores, para ellos, la clave del éxito es “la pasión, el compromiso, el crecimiento como actores, el amor a nuestra profesión, el amor al teatro y las ganas de compartir y conectar con personas que hacen que hayamos creado un espectáculing muy divertido y atractivo para los espectadorings, que les reporta vitalidad, felicidad y humor”.

Teatro Maravillas
Jamming

Sin embargo, explican, que salir a un escenario sin saber qué va a pasar no es sencillo. Aunque nada que no se pueda suplir con un poco de locura, ganas de vivir, ambas apoyadas en una técnica actoral y narrativa, entrenada durante muchas horas, muchos años y ganas de divertir y emocionar al público.

Parón durante el coronavirus

Para los actores, además, esta reapertura de Jamming tiene un componente muy emocional. Tras seis meses cerrados por el coronavirus, han podido volverse a dedicar a aquello que más les gusta. A pesar de que durante el confinamiento realizaron un show online, necesitaban, dicen, volver a sentir la calidez del público.

Teatro Maravillas
Jamming

“Creemos que todas las situaciones tienen dos caras y en este caso preferimos quedarnos con la parte de lo sucedido que nos permite valorar, más si cabe, el privilegio de poder seguir dedicándonos a nuestra profesión. Y poco a poco poder volver a recuperar la alegría, el entusiasmo y aportar nuestro granito de arena, aportando con nuestros espectáculings, alegría, felicidad, ganas de vivir y conectar con nosotros mismos y con los que nos rodean, de una manera más auténtica, genuina y humana”, destacan.

En el Teatro Clásico de Almagro

La originalidad del concepto ha cautivado a actores de la talla de Fernando Tejero, pasando por Cecilia Freire, Marta Hazas, Quequé, Carmen Ruíz, Adrián Lastra, Alex O’Dogherty, Chenoa, Javier Rey … Parece que nadie quiere dejar de subirse al escenario con ellos. No solo eso, Jamming es la única compañía de Improvisación del mundo en la programación oficial del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Teatro Maravillas
Jamming

No obstante, los actores le restan importancia.  “Lo que hace que suceda eso es que somos muy majetings y buenos profesionales, buenos compañeros. Nuestros invitadings se lo pasan en grande  y disfrutan de un show diseñado para que nosotros llevemos el peso y la responsabilidad de las estructuras y construcción de las improvisaciónings y ellos queden libres para divertirse con un show lleno de humor”, detallan.

Jamming se ha convertido, en definitiva, en un referente cultural de Madrid, un momento de diversión en estado puro, que merece la pena visitar al menos una vez en la vida. Y ahora más que nunca. Como bien señalan ellos: “La risa es siempre necesaria, es una forma de conectar con nuestra alma. El sentido del humor es una magnífica forma de supervivencia; así que probablemente sí que todos necesitemos reírnos un poco más en estos momentos”.

Comentarios de Facebook