Quantcast

Finca La Torre, el AOVE que existe gracias a Steve Jobs

  • Situada a solo 15 minutos de Antequera, Finca La Torre produce uno de los mejores AVOE del mundo.
  • Cuatro monovarietales conforman una gama de aceites que, en sus siete años de vida, han cosechado más premios a la excelencia que cualquier otro en tan poco tiempo.
  • One Limited Edition Hojiblanca se elabora con una selección de las mejores aceitunas el primer día de cosecha y es uno de los AOVE más tempranos de la temporada.

¿Qué tienen en común una productora de aceite en Antequera con Steve Jobs? Aparentemente nada. Sin embargo, sin el magnate de Apple, probablemente hoy no se produciría uno de los mejores aceites de oliva del mundo. Y es que en el corazón de Málaga se encuentra Finca La Torre, donde son capaces de extraer un ‘oro líquido’ de tal calidad que pocos son los que se resisten a sus encantos.

AOVE
Finca La Torre

Daniel, un suizo, propietario de Finca La Torre hizo fortuna al venderle en su día software a Steve Jobs por valor de un millón de francos suizos. Con los beneficios de esa venta hizo inversiones, y entre ellas adquirió la finca como parte del pago de una deuda de un socio árabe. Pensó en venderla, sin embargo, el azar quiso que conociera en 2011 a Víctor Pérez, el ingeniero agrónomo al frente del proyecto. Poco tiempo después, ha conseguido alzarse cinco veces con el Premio Alimentos de España al Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra.

Siglos de antigüedad

Situada a tan sólo 15 minutos del centro de Antequera, la trayectoria de Finca La Torre como productora de “oro líquido” se remonta a épocas romanas, como demuestran los restos que se exhiben en los jardines y que fueron encontrados en las inmediaciones de la finca, cuando los romanos la replantaron de olivos e instalaron el primer molino de piedra. Fue en torno al 1260, año en que se construyó la torre vigía que le da nombre y que aún domina el paisaje sobre una de sus colinas, en que se reconociera como tal, convirtiéndose en una de las almazaras más antiguas que se conocen. Parte de los diferentes molederos que se han ido utilizando a lo largo de su dilatada historia oleícola también pueden verse en los jardines de la finca.

AOVE
Finca La Torre

Actualmente la finca cuenta con 380 ha entre pastos, bosques de pinos y 230 ha de olivares (con un total de 33.000 árboles) que están compuestos, en un 50%, por olivos centenarios de la variedad Hojiblanca y, el resto, por olivos nuevos de las variedades Arbequina, Picudo y Cornicabra. Varietales de gran intensidad sápida y aromática que les permiten realizar composiciones de aceite únicas.

Un aceite único

Este año se espera un aceite más especial todavía. Una primavera y un verano de condiciones atípicas han supuesto un desarrollo acelerado del fruto; por ello, la recogida y molturación de la aceituna se adelanta a finales de septiembre –terminará a mediados de noviembre–. La almazara malagueña Finca La Torre cuenta este año con unas expectativas de producción en torno a 80.000 kg. Se prevé que la campaña depare un fruto excelente, intenso en aroma y sabor.

AOVE
Finca La Torre

El grado de madurez de la aceituna repercute directamente en las características del aceite que produce. El preciado AOVE de recolección temprana de Finca La Torre, elaborado con la aceituna en verde, es una joya única y efímera. No en vano el aceite, al contrario que el vino, va perdiendo sus propiedades según pasan los meses.

Para elaborarlo, solo se utiliza el fruto recogido antes del envero –fase de maduración en la que comienza a adquirir un tono violáceo, antes de tornarse completamente negro y caer del árbol–, de forma que se antepone la frescura y la calidad a la cantidad: se obtiene un rendimiento graso menor, pero el aceite resultante tiene unas propiedades nutricionales y sensoriales óptimas. Así, además, se garantizan sus propiedades saludables, con altas cantidades de polifenoles y antioxidantes, lo que en Finca La Torre se considera lo más importante de un buen AOVE. La cosecha no se almacena, sino que se dirige directa y cuidadosamente a la almazara para la molturación y la extracción inmediata del aceite, listo para embotellar tan solo una hora después.

One Limited Edition Hojiblanca

Cada temporada, el primer AOVE de Finca La Torre en salir al mercado es el monovarietal One Limited Edition Hojiblanca, de edición limitada. El secreto de su característico color verde, límpido y luminoso reside en que está elaborado con una minuciosa selección de las mejores olivas recogidas durante el primer día de la cosecha. La botella, de vidrio transparente, está bañada con una protección ultravioleta diseñada para mantener intactas las propiedades del aceite.

AOVE
Finca La Torre

La nueva añada de One Limited Edition Hojiblanca (500 ml; PVP: 35 €) ofrece un aroma frutado intenso con recuerdos a hierba recién cortada y hoja de olivo; en boca, revela un ligero amargor a la entrada y un picor progresivo, persistente y equilibrado con toques de almendra verde, manzana y cáscara de plátano.

Agricultura biodinámica

No es fácil obtener este producto, pero desde que entró en la empresa Víctor se autoimpuso, por pasión y convicción, el cometido de elaborar el mejor aceite de oliva virgen extra del mundo y conseguir lo que nadie antes ha logrado en el sector oleícola: mantener el mismo perfil organoléptico en todos los aceites que elabora campaña tras campaña. Para ello apostó por una filosofía de trabajo de respeto al medio ambiente y por una agricultura no sólo ecológica (que implica ausencia de productos químicos y mínima intervención en los procesos) sino también biodinámica.

AOVE
Finca La Torre

Esta consiste, en primer lugar, “en trabajar de acuerdo a los ciclos y ritmos naturales del cultivo, como lo hacían nuestros antepasados” y, en segundo, en un autoabastecimiento total y absoluto de todos los recursos que generan finca y almazara. “Nosotros prescindimos de cualquier elemento externo a la finca. De hecho, todo el estiércol que utilizamos procede de las ovejas que se pastorean en la finca y que ayudan, además, a controlar la vegetación no deseada. Buscamos un ecosistema cerrado, sin ningún aporte exterior”, apunta.

Recolección temprana

Así, en Finca La Torre el objetivo es producir sus aceites de la forma más pura y fresca, tratando el fruto de la manera más delicada posible para evitar lesiones, y extraer todo el potencial de cada varietal. Por eso Víctor apuesta, para empezar, por una recolección temprana que comienza la primera quincena de octubre y con la que se obtiene un 50% de rendimiento frente a las cosechas más tardías, lo que implica la obtención de unos zumos más frutados, verdes y frescos. Para continuar, opta por la extracción en frío que se realiza tan sólo unas pocas horas tras la recolección. Porque, explica Víctor, “uno de los secretos está en el proceso rápido y controlado para evitar el deterioro del fruto desde su recogida”.

AOVE
Finca La Torre

De hecho, en Finca La Torre sólo se recoge la cantidad que la almazara puede molturar en el día para llevarla al molino lo más rápidamente posible (en recipientes aireados de 200 kg como máximo) y ni siquiera disponen de tolvas de almacenamiento para asegurar una molturación más rápida.

Premios a la excelencia

Sus monovarietales han cosechado en siete años más premios a la excelencia que cualquier otro AOVE en tan poco tiempo. Entre ellos, el Premio Alimentos de España al Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra –que otorga el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación– durante cinco campañas, algo inédito hasta la fecha. Este impresionante palmarés se completó el año pasado, y por segundo consecutivo, con la obtención de 100 puntos sobre 100 en la prestigiosa revista Flos Olei, referente mundial en materia oleícola –la máxima calificación otorgada hasta el momento por dicha publicación–.

AOVE
Finca La Torre

Finca La Torre se ha convertido en el Aceite de Oliva Virgen Extra número uno del país gracias a una materia prima de excepción (procedente en su mayoría de olivos centenarios) y a una filosofía productiva 100% autónoma, ecosostenible y biodinámica que respeta el medio ambiente, minimiza el daño al fruto y permite extraer todo su potencial. A lo largo de su trayectoria, los aceites de la marca Finca La Torre han obtenido algunos de los reconocimientos más importantes a nivel nacional e internacional como, por ejemplo, el Premio Alimentos de España al Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra, el máximo reconocimiento del sector que otorga el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, durante cinco campañas. En este 2020, ha entrado en el hall of fame de la prestigiosa Guía Flos Olei. tras otorgarles la máxima puntuación posible.

Apuesta por los monovarietales

Para conseguirlo, en Finca La Torre apuestan por la elaboración de aceites de oliva virgen extra monovarietales que expresen todo el carácter y recorrido aromático de la aceituna de la que proceden. De esta manera, Finca La Torre Arbequina es un aceite de oliva virgen extra frutado medio cuyo aroma evoca la hierba recién cortada, con notas a plátano y manzana. Su entrada en boca es dulce y ligeramente picante con un sabor complejo, equilibrado y muy fluido. Por su parte, el Hojiblanca, la estrella de la casa y que procede de olivos de entre 100 y 130 años de edad, es un aceite de oliva virgen extra que ofrece una gran complejidad y armonía tanto en nariz como en boca.

AOVE
Finca La Torre

Además, el monovarietal de Picudo es un excepcional frutado intenso a hierba recién cortada, tomatera y plátano verde. En boca es dulce, clorofílico, amargo, poco astringente y de picante persistente, con notas de almendra verde, manzana y cáscara de plátano en el retrogusto. Y, fiel a su varietal, el de Cornicabra es dulce en su entrada en boca tornándose enseguida muy amargo y picante.

El aceite que obtienen en Finca La Torre se ha convertido en «oro líquido» perfecto para convertir hasta las comidas más sencillas en experiencias gastronómicas memorables, desde un desayuno con pan tostado, por ejemplo, hasta un aperitivo con tomate y salazones. El color, el aroma y el sabor de este elixir aportan un toque especial a muchos platos emblemáticos de nuestra dieta mediterránea (ensaladas, salmorejo, etc.) y en la cocina se convierte en un ingrediente imprescindible para mejorar carnes, pescados y mariscos de primera categoría. Un placer difícil de resistir.

Comentarios de Facebook