domingo, 20 septiembre 2020 10:51

Breathe, un paraíso en Marbella oculto entre la naturaleza

Si pensamos en Marbella pensamos en celebrities, lujo y muchísimo dinero. Y estamos en lo cierto. Este rincón de la Costa del Sol es uno de los lugares de veraneo más exclusivos no solo de España, sino del mundo entero. Allí acuden cada verano modelos, cantantes, actores, futbolistas y jeques árabes. En un paseo por sus calles nos vamos a encontrar con relojes de oro, diamantes del tamaño de un puño, coches de alta gama y yates que quitan el hipo.

Y es en esta meca del lujo donde se sitúa el restaurante Breathe. Como ellos mismos dicen, “Breathe es mucho más que un restaurante o un bar de Marbella porque su concepto gastronómico polivalente lo convierte en un lugar donde no solamente puedes ir a cenar, sino también a relajarte, reunirte, socializar, disfrutar de un cóctel y dejarte llevar por la inspiración de una comida de calidad hecha con mucho esmero”. Ningún detalle se deja al azar en Breathe.

Se trata de un restaurante polivalente, un lugar siempre abierto que se adapta a cada momento y circunstancia. En Breathe puedes disfrutar “de buena comida en una variedad de ambientes muy acogedores, sea cual sea tu estado de ánimo en el momento o la hora del día: saborea el aroma a café y a pan recién horneado de nuestra panadería en su terraza en plena calle, o nuestro restaurante y bar de autor con patio y jardín al aire libre, o nuestro bar – terraza de cócteles con vistas panorámicas situado en la azotea”. Todo un templo para el lujo y el goce de los sentidos.

breathe-air

Productos de temporada

La cabeza pensante detrás de Breathe es Aguilene Benicio. Él mismo, junto a un extenso grupo de profesionales, es responsable de este restaurante que ocupa una superficie de 1000 m2 de los que más de 600 m2 están formados por unos exóticos jardines. Las instalaciones incluyen una amplia terraza, una inmensa barra y un acogedor espacio de íntimas mesas, cuyo techo es un jardín colgante.

“El restaurante, situado en la primera planta, está literalmente en el centro de Breathe y se encuentra dividido en diferentes espacios que reflejan el estado de ánimo y las preferencias de los clientes. Estos incluyen, entre otros, una bonita entrada con una zona para sentarse tranquilamente a disfrutar de una bebida y de un tentempié”, explican. Todo esto es obra del arquitecto Rodolfo Amieva, del paisajista Mathieu Lèbre y de la decoradora Marta del Ganso

A los fogones está el chef italiano Simone d`Elia, que elabora unos menús originales y deliciosos. La carta de Breathe cambia todos los días, pues la filosofía del restaurante es esa de “de la huerta a la mesa”. En este establecimiento se utilizan solo productos frescos, de producción local y de temporada.

“Nos gusta la gastronomía innovadora y preparamos casi todos los platos en nuestras instalaciones utilizando los mejores productos locales y de temporada de nuestra huerta, así como de otros productores de la zona”, destacan desde el restaurante.

breathe-dos

Una filosofía

Breathe es mucho más que un restaurante. Es un lugar con una filosofía propia, una estética muy definida y una apuesta clara por lo sostenible y ecológico. “Breathe representa un concepto gastronómico polivalente pensado para conectar a las personas, la naturaleza y una gastronomía innovadora”

Su objetivo es “ofrecer comida fresca, saludable e innovadora en tres zonas, un servicio agradable, excelentes bares y un ambiente elegante pero acogedor donde la arquitectura urbana moderna se combina con numerosos elementos naturales representados por el fuego, la tierra, el aire y el agua que crean espacios llenos de energía para disfrutar y saborear experiencias”.

Y predican con el ejemplo. Las instalaciones cuentan con su propia planta de energía geotérmica. Esta, situada a 120 metros de profundidad, se ocupa de regular la temperatura de forma sostenible. Además, Breathe purifica su propia agua, extraída en una finca a las afueras de la ciudad. El restaurante dispone de cargadores de coches eléctricos de uso gratuito, de tal modo que incentiva el uso de este clase de vehículos.

En resumen, aseguran, “Breathe es la materialización de una filosofía, de una forma de vida que da una nueva dimensión al concepto de desayuno, almuerzo, cena y beber de Marbella”. Lo que allí ofrecen es mucho más que buena comida: “Un servicio eficiente, agradable y una visión innovadora y polivalente de lo que es la gastronomía”.

breathe-tres

Diferentes espacios

Tirando de la metáfora natural, Breathe se divide en espacios distintos. Uno de ellos es Air, la fantástica terraza con vistas al mar Mediterráneo y a la montaña marbellí. El lugar perfecto para terminar el día y comenzar la diversión de la noche: un entorno relajado, refinado y alegre en sintonía con las tradiciones marbellíes más glamurosas. Allí sirven principalmente cócteles de autor.

En la planta baja está Ground, la cafetería y panadería de Breathe. Es un lugar tranquilo y protegido del ruido y del tráfico que ofrece desayunos, almuerzos y cenas. El menú de este espacio incluye pizzas, hamburguesas, ensaladas, salmón, costillas, raviolis…Variedad y calidad a un precio razonable, entre los 20 y 30 euros por persona.

Se trata de un ambiente “industrial, moderno y elegante, con un toque urbano, donde te sirvan un café especial recién molido”. Allí tienen también una tienda de comida casera para que puedes llevarte el menú a tu casa. Y, por cierto, Breathe dispone también de envío a domicilio.

Sin duda, estamos ante un rincón único y agradable en el que pasar horas y horas bajo el sol. Cuando todo esto pase, cuando vuelva el verano, merece la pena acercarse a Marbella y almorzar en el Breathe. Seguro que es totalmente diferente a cualquier otro restaurante al que hayamos ido.