domingo, 20 septiembre 2020 23:04

El Asador La Granja, para los amantes de la carne en Madrid

Ahora que llega el otoño y empiezan a bajar las temperaturas, las comidas frescas y ligeras del verano ya no apetecen tanto. Con el frío parece que entran mejor las grasas, los platos pesados…y la carne. Pocas cosas como una comida o cena en un asador para darse un buen homenaje con la familia o los amigos. Si vives en Madrid o alrededores, una excelente decisión puede ser acercarse al Asador La Granja, en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso.

Desde la capital de España se tarda hasta el pueblo aproximadamente una hora en coche. Una vez en La Granja de San Ildefonso puedes visitar el imponente Palacio Real, con sus enormes jardines, sus estatuas, frescos y obras de arte. Un paseo por este monumento puede llevarnos tranquilamente una mañana, unas dos o tres horas. Lo justo para que empiece a apretar el hambre y poner rumbo al asador a dar cuenta de un buen almuerzo.

El Asador La Granja está a muy pocos metros del Palacio Real. De hecho, hay mesas de la terraza desde las que puede verse la entrada a palacio y la gigantesca secuoya californiana que custodia su puerta. Es importante tener en cuenta que el restaurante cierra los lunes, y abre el resto de días de la semana de 12 a 16 para el turno de almuerzo y de 20 a 00 para servir la cena. Si eres de los que les gusta comer tarde, cuidado, porque si te plantas allí a las 15 vas a tener que levantarte en seguida de la mesa con el cordero en la boca.

granja-asador

Una carta completa

 El Asador La Granja dispone de servicio de catering, terraza y zona de fumadores. Ofrece también la posibilidad de celebrar allí eventos privados y coger la comida para llevársela a casa. El menú no es muy amplio, pero sí ha sido cuidadosamente seleccionado. Está compuesto de platos tradicionales y carnes de la zona, lo cual convierte a este asador en el lugar perfecto para apreciar la gastronomía de la provincia.

Como entrantes, el Asador de La Granja ofrece gazpacho (8 euros), ensalada mixta a siete euros y ensalada de tomate también a ocho. Esto solo si quieres comer ligero. Encontramos también en la carta rabas, chorizo y morcilla a la brasa (6 euros), alitas de pollo, solomillos de pollo rebozados, croquetas de queso cabrales o de jamón ibérico, brochetas de langostinos…Los entrantes más caros del menú cuestan diez euros y son los crujientes de pollo yuzu, el matrimonio de sardinas sobre cama de tomate y la panceta a baja temperatura con reducción de soja y miel. Para ir abriendo boca, no está nada mal.

No obstante, la contundencia llega con los segundos platos. Aquí es cuando el amante de la carne podrá chuparse los dedos. Podrá pedirse, por ejemplo, un chuletón a la piedra de un kilo por 40 euros. Hay también pluma de cerdo ibérico a la brasa (18 euros), entrecot con salsa de cabrales (16 euros), costillas barbacoa también por 16 euros…El cochinillo asado tradicional, típico de Segovia, es necesario encargarlo previamente, y cuesta 16 euros. Hay también carpaccio de wagyu, secreto de cerdo a la brasa o chuletitas de lechal. Si eres más de pescado que de carne, tus opciones se reducen a una lubina a la plancha o a un carpaccio de cigalas.

La Granja de San Ildefonso tiene unas críticas bastante buenas en TripAdvisor. Está calificado con 4 estrellas, y de las 77 opiniones 36 son “excelentes” y 17 “muy bueno”. Un lugar al que los amantes de la carne deberían darle una oportunidad.