miércoles, 23 septiembre 2020 15:12

Los españoles suspendemos a la hora de dormir

La Sociedad Española de Neurología ha hecho público un estudio en el que expone que solo un tercio de los españoles duerme las horas necesarias durante los días laborables.

Seguro que la mayoría de las personas que tienes a tu alrededor no duermen las horas mínimas recomendadas por las autoridades para mantener una vida saludable. Al menos, dos tercios de la población no pasan el tiempo suficiente en la cama en días laborables, lo que acaba afectando a su rendimiento y ritmo de vida diaria.

Este es uno de los sendos puntos que la Sociedad Española de Neurología remarca y que nos recuerda lo importante que es descansar para evitar que distintas enfermedades, principalmente neurológicas, aparezcan en nuestras vidas.

«Existen muchos tipos de trastornos del sueño, pero el insomnio, el síndrome de las piernas inquietas, el síndrome de apneas-hipopneas del sueño, la narcolepsia, la hipersomnia idiopática, el trastorno de conducta durante el sueño REM, parasomnias NREM o trastornos del ritmo circadiano, son los más habituales entre la población española», explica el Dr. Carles Gaig, Coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño de la Sociedad Española de Neurología, que nos recuerda que el insomnio puede llegar a afectar a un 30% de la población.

Es por ello, que se recomienda mantener unos hábitos de vida más organizados que nos permita pasar el suficiente tiempo en la cama y, de esta forma, agravar las enfermedades neurológicas, como la migraña, en la que el trastorno de sueño puede ser un factor cronificante o cómo la calidad del sueño nocturno está muy afectada en los pacientes con migraña episódica.

Asimismo, el estudio de la SEN confirma que más de 4 millones de personas sufren algún trastorno grave y crónico de sueño que en muchos casos se da en mujeres y personas de edad avanzada, aunque también los niños ocupan un amplio porcentaje de esta patología, siendo un 20-25% de la población infantil los que sufren algún tipo de trastorno del sueño.

La epilepsia o el Alzheimer también tienen relación

Como explica el doctor Gaig, “cada vez más se apunta al mal sueño como un desencadenante o riesgo para determinados trastornos neurológicos como ictus, Parkinson o Alzheimer; la mala calidad de sueño también conlleva complicaciones para los pacientes que ya padecen una enfermedad neurológica. Y por otro lado, la progresión de diversas enfermedades neurológicas, sobre todo las neuromusculares, se pueden manifestar como un peor sueño nocturno. Por lo tanto, recomendamos no banalizar las alteraciones o cambios que se puedan producir en los patrones de sueño y consultar éstos siempre con un profesional».

Asimismo, la falta de sueño también tiene relación con la epilepsia, pudiendo ocasionar un control inadecuado de la misma, o con el sistema inmunológico, afectando directamente al incremento de peso o la hipertensión arterial.

Es por ello que lo mejor es mantener una vida más organizada, que nos permita pasar más horas sobre el colchón donde Morfeo se encargará de llevarnos por los mejores sueños jamás contados.