Compartir

La apuesta por las nuevas tecnologías, clave para optimizar el proceso asistencial y racionalizar el conjunto del sistema sanitario, según los especialistas de la Cátedra UAB-Novartis de Docencia e Investigación en Medicina de Familia y Atención Primaria.

Vidas Insuperables

“La Medicina de Familia es el pilar estructural del sistema sanitario, y la incorporación de las nuevas tecnologías y herramientas digitales en la actividad diaria de estos profesionales es fundamental para ofrecer una mejor atención a la población y racionalizar el conjunto del sistema sanitario”.

Son palabras del director de la Cátedra UAB-Novartis de Docencia e Investigación en Medicina de Familia y Atención Primaria, el doctor Xavier Mundet, en el marco de un encuentro organizado por Novartis y la Universidad Autónoma de Barcelona.

En un evento organizado en la Real Academia de Medicina de Cataluña, se ha puesto el foco en el impacto de la digitalización en la especialidad, un factor que está contribuyendo a optimizar la labor investigadora y asistencial de estos profesionales.

El encuentro ha reunido a expertos en la gestión y la atención sanitaria, quienes han debatido sobre las principales implicaciones de la transformación digital en los diferentes niveles: desde la interacción diaria con el paciente, hasta el manejo de ingentes cantidades de datos clínicos y su canalización hacia la investigación.

Al respecto, el doctor Mundet ha explicado que “la implementación de las nuevas tecnologías en Atención Primaria nos ha permitido ampliar nuestro campo de acción en la investigación, pasando de una actividad basada en estudios observacionales o de campo, con recursos algo más limitados, a una investigación realizada a partir de grandes bases de datos, con muestras mucho más amplias y, por tanto, con unos resultados más representativos”.

Por otro lado, la práctica clínica también está experimentado una importante transformación, según él. “La digitalización de la historia del paciente y la consolidación de nuevas vías de comunicación y recogida de información están cambiando la forma en la que interactuamos, tanto entre médicos y pacientes, como entre los diferentes profesionales sanitarios”.

Apuesta complementaria al ámbito presencial

Asimismo, ha añadido que “si bien la visita presencial debe mantenerse como la base de la atención y seguimiento del paciente, los nuevos canales deben ser complementarios para favorecer una asistencia más ágil, una optimización de los recursos y un abordaje multidisciplinar”.

Por su parte, Concha Marzo, directora de Relaciones Institucionales del Grupo Novartis, ha destacado el “entusiasmo” de la compañía con esta Cátedra, que proporciona apoyo a la formación de grado universitario de 300 estudiantes y ha contribuido con 150 investigadores desde su inicio, hace 18 años.

“Nos sentimos profundamente orgullosos de llevar tantos años colaborando con la Universidad Autónoma de Barcelona y siendo parte activa en la formación de los profesionales de Atención Primaria, piedra angular de nuestra sanidad. En Novartis tenemos el propósito de reimaginar la medicina, y queremos contribuir a la integración de la revolución digital en nuestro sector para hacer frente a los grandes desafíos sanitarios y dar respuesta a las necesidades cambiantes de los pacientes y de las sociedades de todo el mundo”, ha agregado Marzo.

Digitalización en la docencia

En este contexto, el director de la Cátedra UAB-Novartis ha puesto en valor las ventajas que aporta la digitalización al ámbito de la docencia, “introduciendo nuevas formas de aprendizaje, como la simulación clínica, y nuevas formas de evaluación y de comunicación con los alumnos. Esperamos seguir contribuyendo a la excelencia de la especialidad a través de una Cátedra cada vez más conectada con el médico de Atención Primaria y con las nuevas tecnologías”.