miércoles, 30 septiembre 2020 21:55

La alta costura se transforma para proteger a España del COVID-19

Las grandes empresas de moda nacionales han puesto en marcha las máquinas de coser y han cambiado los patrones de vestidos y trajes por los de mascarillas y batas, entre otras iniciativas.

Hace unos días Vidas Insuperables les mostraba parte de las empresas que se han convertido en ‘guerreras’ contra el coronavirus, adaptando sus fondos y servicios a las necesidades actuales del país. Empresas tecnológicas y de ciberseguridad, alimentación, farmacéuticas y las asesorías eran las protagonistas.

Hoy, también queremos hacer visible la labor de otro de los grandes sectores de nuestro país: el de la moda, que ha reconvertido sus atelieres en fábricas productoras de material textil para combatir el coronavirus con la mayor protección posible.

Fuente: El Corte Inglés.

Es el caso de El Corte Inglés, que ha transformado su taller de costura de Tomás Bretón, en Madrid, en un atelier diferente donde más de 40 personas de modistería y sastrería de El Corte Inglés y de Sfera están fabricando mascarillas de tipología IIR que se distribuyen posteriormente a los distintos organismos nacionales y autonómicos que están demandando este producto de protección.

Esta iniciativa, que responde a la petición de la Confederación de Empresas de la Moda de España de elaborar de forma ágil y segura las mascarillas de protección, ha recibido la visita del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que han recorrido las instalaciones junto a la presidenta del grupo de empresas, Marta Álvarez y del consejero delegado, Víctor del Pozo.

Fuente: Comunidad de Madrid.

El taller, que ha sido previamente desinfectado por completo por la Brigada Guadarrama XII del Ejército de Tierra, está confeccionando mascarillas de cinco capas, siendo las dos exteriores 100% polipropileno hidrófobo, las dos intermedias 80% poliéster y 20% viscosa, y la que está en contacto con la boca 100% polipropileno hidrófobo.

“Tenemos un tejido empresarial robusto con capacidad para responder ante situaciones excepcionales como la actual”, ha explicado el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado que también ha visitado las instalaciones de la compañía, asegurando que la empresa es una de las principales productoras de mascarillas de la región.

Además, desde los grandes almacenes añaden la donación de medio millón de mascarillas al Ministerio de Sanidad para la protección del personal sanitario, así como la entrega de 150.000 mascarillas a la Generalitat de Cataluña procedentes de donaciones de proveedores.

Fuente: Mango.

También la firma textil Mango, en colaboración con la Fundación Pablo Horstmann está confeccionando más de 13.000 batas de polietileno desechables gracias a los 30.000 metros que ha adquirido la fundación y que se están destinando a los equipos sanitarios.

Para ello, han transformado las instalaciones de Palau-solitá i Plegamans que usa para la creación del muestrario de prendas en una fábrica de batas a gran escala en la que trabajan más de 30 empleados de la compañía.

Esta iniciativa se suma a otras que está realizando la cadena de ropa, como la donación de 2 millones de mascarillas en las últimas semanas al Ministerio de Sanidad y que ya han sido repartidas en centros hospitalarios de las distintas comunidades autónomas.

Material con sello propio

Fuente: Twitter.

Al igual que Mango también hay firmas de alta costura como Carolina Herrera o Purificación García que están confeccionando en los últimos días batas. La última, bajo el lema ‘PG OPTIMISMO’, ha publicado una sección en su web donde, además de encontrar una playlist con canciones que invitan a sacar el lado positivo de uno mismo,  hay un vídeo aplaudiendo el trabajo de sus trabajadoras que «confeccionan batas y optimismo».

También Inditex está confeccionando batas fabricadas en sus talleres de Arteixo para donar a los sanitarios y que ya se están utilizando en algunos hospitales gallegos. Sin embargo, tienen una diferencia: en las fabricadas por el grupo de Amancio Ortega llevan cosido el logo de Zara, con el fin de indicar la talla M o L que son las que se están fabricando.

Según las informaciones que han adelantado distintos medios, estas batas son reutilizables y se han confeccionado con el patrón que usa normalmente las empresas que suministran este material al Servicio Gallego de Salud. Además, tiene manga larga y es ajustable con una cinta, lleva los puños ajustados gracias al elástico y está confeccionada con tela anti-salpicaduras.

240.000 mascarillas para hospitales europeos

También la firma internacional C&A ha querido sumarse al apoyo al personal sanitario, donando 41.000 mascarillas al Hospital Universitario de La Paz en Madrid, siendo uno de los hospitales elegidos a nivel europeo para recibir parte de las 240.000 mascarillas que ha repartido en distintos centros.

«Estamos todos juntos en esta situación sin precedentes y necesitamos aprovechar nuestras existencias y los conocimientos de la cadena de suministro para apoyar a los profesionales sanitarios que trabajan en primera línea en el tratamiento de los pacientes», ha explicado Domingos Esteves, director general de C&A España y Portugal.

Además, la compañía ha puesto en marcha otra serie de medidas orientadas a la venta, ya que la mayoría de sus 1.400 tiendas de moda repartidas en 18 países europeos se encuentran cerradas. Entre ellas se encuentra la entrega a domicilio gratuita y sin contacto con el cliente, además de una política de devolución extendida que permite que la compra de prendas y complementos se siga realizando sin problemas.