Quantcast

Hacia una desescalada «segura» para los servicios de atención a personas con discapacidad intelectual

Plena inclusión España y el director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Celada, estudian una batería de medidas para 470.000 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Un grupo de expertos de Plena Inclusión España ha elaborado un documento, que se ha hecho llegar al Gobierno y al CERMI, con propuestas que orientan una recuperación con seguridad de la actividad de los servicios que atienden a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

Según Santiago López, presidente de esta entidad, el objetivo es que el Ejecutivo, en su planificación, «tenga en consideración las necesidades y especiales características de este colectivo numeroso (más de 470.000 personas en todo el país) de población especialmente vulnerable».

En una reunión con el director general de Políticas de Discapacidad, Jesús Celada, quien también es responsable del Real Patronato sobre Discapacidad, del que Vidas Insuperables es Medio Colaborador, Plena Inclusión ha sugerido al Gobierno potenciar planes de contingencia, así como el rediseño, a medio plazo, de los servicios que se están prestando.

Provisión de EPIS

Entre otras medidas solicita la garantía de provisión de EPI y propone un estudio de aforos adaptados a la situación, la posibilidad de suspensión temporal de actividades, una necesaria flexibilización de horario, el refuerzo financiero del apoyo público y un aumento de ratios y plantillas.

Esta confederación gestiona cerca de 4.000 centros y servicios en todo el país. En estos dispositivos se atiende a 140.000 personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y en ellos trabajan 40.000 profesionales que cuentan con el apoyo de 8.000 personas voluntarias.

Comentarios de Facebook