Quantcast

El Papa: “La calidad cristiana no es simple filantropía”

El Papa ha dejado claro que la caridad cristiana, una de las tres virtudes teologales junto la fe y la esperanza, no puede entenderse exclusivamente como una actitud de “filantropía” ya que quien profesa la fe cristiana debe “ver a Jesús en el rostro del pobre”.

“La caridad es siempre la vía maestra de la perfección. Pero es necesario que las obras de solidaridad no desvíen del contacto con el Señor Jesús. La caridad cristiana no es simple filantropía sino, por un lado, es mirar al otro con los mismos ojos que Jesús y; por el otro, es ver a Jesús en el rostro del pobre”, ha señalado el pontífice durante el Ángelus de este domingo.

Francisco se ha asomado como cada domingo a la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico donde se encuentra la Biblioteca. Desde allí, ante un grupo de fieles reunidos en la plaza de San Pedro, separados por la distancia de seguridad para evitar contagios y con mascarilla, ha señalado que para los cristianos es precisamente Jesús “el centro” de la vida y el fin de todo “compromiso en la Iglesia y en la sociedad”.

“Es indispensable y loable que la pastoral de nuestras comunidades esté abierta a las muchas pobrezas y emergencias”, ha incidido en otro momento de su alocución. El Papa también ha usado la oración mariana del domingo para arremeter con la costumbre de hablar mal de los demás.

“Hablar de los demás no es tan exigente, aunque en este caso ya se requiere la perspectiva de la fe y no el chisme. Y los discípulos parece hacer una competición en el referir las diferentes opciones, que quizá en gran parte ellos mismos compartían”, ha manifestado.

El Papa también ha recordado que este sábado se celebró el Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia Motivados por la Religión o las Creencias.

Por este motivo ha pedido oraciones por las personas que todavía hoy son perseguidos por razones de fe. “Son muchos”, ha señalado. Asimismo se ha referido a la masacre de Tamaulipas en México hace diez años cuando fueron asesinadas 72 personas provenientes de Brasil, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras e India que intentaban llegar a Estados Unidos, según trascendió este sábado. Y a este respecto ha manifestado: “El señor nos pedirá cuentas de los inmigrantes que han caído en el viaje de la esperanza víctimas de la cultura del descarte”.

Finalmente ha instado a no olvidarse de las familias que han perdido a algún familiar a causa de la enfermedad del coronavirus: “No olvidemos víctimas del coronavirus. He escuchado el testimonio de una familia que ha perdido a los abuelos sin poder saludaros. Ha habido tanto sufrimiento y tantas personas que han perdido la vida por esta enfermedad. Tantos médicos, enfermeras religiosos y religiosas…”, ha incidido el pontífice.

Comentarios de Facebook