Compartir

Dos familias han acudido este lunes al Congreso de los Diputados para entregar las más de 266.000 firmas que han recogido para pedir que se despenalice la eutanasia en España.

Ese apoyo ha sido recogido a través de la plataforma ‘Change.org’, donde contaron sus conmovedoras historias.

SOS AMATXU

“Mi Amataxu se llama Maribel, tiene 75 años y le diagnosticaron alzheimer hace doce. Mi ama no sabe quien soy, no nos reconoce como sus hijos y pocas veces reconoce al hombre con el que ha convivido 63 años como su marido. Antes de emporar pidió no vivir sin lucidez, pidió no vivir con dolor, no vivir sin poder recordar. Y así consta en su Documento de Voluntades Anticipadas cuando estaba en plenas facultades mentales. Pero nosotros no podemos cumplir con su voluntad porque el estado determina que mi ama debe seguir sufriendo” – explica Txema Lorente, hijo de Maribel Tellaetxe. Su campaña, lanzada hace 2 meses, ya ha logrado el apoyo de más de 169.000 personas.

LUIS DE MARCOS

“Para los que no me conocéis soy Luis de Marcos y voy a morir”. Esas fueron las palabras del propio Luis de Marcos en Change.org cuando inició su petición en mayo de 2017. “Cuatro meses más tarde, Luis nos dejó y hoy su familia continuamos su lucha” – explica Asun Gómez, viuda de Luis. “Vamos al Congreso para pedir a los políticos que abran el corazón y los ojos y que vean lo que los ciudadanos – a quienes representan – les estamos pidiendo. Que hagan algo tan simple como reconocer el derecho de las personas a disponer del final de su vida con libertad; a poder poner fin a una existencia que no merece ser llamada vida sin que eso suponga un delito, ya que no lo es. Pedimos que se despenalice el derecho a decidir cuándo disponer del final de la vida. Pedimos que el ayudar a la persona amada a dejar este mundo porque necesita hacerlo no sea constitutivo de delito y suponga que vayamos a la cárcel. Pedimos que aquellas personas que padecen un sufrimiento insostenible puedan despedirse de sus seres queridos en paz, en un entorno agradable y sin más padecimiento que el que ya les impone su enfermedad. La campaña iniciada por Luis de Marcos en mayo de 2017 y continuada por Asun Gómez ya suma más de 97.000 firmas.