Compartir

Ante la actual situación y la imposibilidad de realizar visitas en hospitales, Fisher Price y El Corte Inglés han donado cientos de juguetes a los más pequeños que se encuentran hospitalizados para hacer su estancia lo más agradable posible.

Vidas Insuperables

La crisis del coronavirus ha traído un sinfín de limitaciones a la vida de cada uno de los españoles. Y aunque la ‘nueva normalidad’ nos permite movernos sin restricciones, todavía sigue habiendo grupos de la sociedad que no pueden realizar su día a día de forma normal.

Es el caso de los ingresados en hospitales, que a día de hoy siguen sin poder recibir las visitas de familiares y amigos con el fin de prevenir la propagación del COVID-19 en los espacios sanitarios, encontrándose muchos de ellos en una situación de soledad que no anima a la pronta recuperación del enfermo.

También los niños hospitalizados están pasando este ‘aislamiento’ sin los encuentros que realizan distintas fundaciones de forma semanal. Es por eso que El Corte Inglés, con motivo del Día del Niño Hospitalizado celebrado el pasado mes de mayo, decidió donar 3.000 juguetes a la Fundación Aladina para que se entregaran a los niños que peor están pasando esta situación en los hospitales.

Peluches, muñecos de acción, muñecas, juegos infantiles de construcción, educativos, que activan la movilidad, juegos de entretenimiento, marionetas, robots, juegos de robótica, coches, aviones, camiones, patinetes y pomperos son algunos de los productos donados a la institución impulsada por Paco Arango, siendo repartidos en los hospitales madrileños Niño Jesús, La Paz, Doce de Octubre y Gregorio Marañón, además de a otros 11 hospitales de distintas ciudades españolas.

“En Aladina estamos desolados porque debido a la situación sanitaria no podemos ir a los hospitales. Los niños están muy solos y queríamos, con motivo del Día del Niño Hospitalizado, llevarles un montón de regalos. Gracias a la generosidad de El Corte Inglés vamos a hacer esto posible y a regalar muchísimas sonrisas a niños enfermos entregando más de 3.000 juguetes en diferentes hospitales de España. A veces, durante las crisis, ocurren cosas maravillosas como esta”, ha explicado Arango.

Pero no solo los niños hospitalizados han sido receptores de juguetes en los últimos días. También los recién nacidos del Hospital San Francisco de Asís de Madrid y el Hospital Clínic de Barcelona han recibido juguetes de la mano de la empresa Fisher-Price, que con motivo de su 90 cumpleaños ha querido regalar entretenimiento a los más pequeños y sus familias.

“Queríamos aportar nuestro granito de arena en un momento tan difícil para las familias y los niños, dada la situación vivida con la COVID-19. Desde Fisher-Price siempre hemos puesto mucho esfuerzo en sacar el lado positivo de todo. Mediante este donativo, queremos que los días en el hospital sean más amenos, tanto para los niños, como para los papás y mamás. Durante nueve décadas, Fisher-Price ha ofrecido alegría y diversión desde los primeros momentos de vida de los niños a través de sus productos innovadores, que han conectado a padres e hijos durante generaciones. Este año cumplimos 90 años, no nos puede hacer más felices colaborar con dos hospitales de referencia como son el Hospital San Francisco de Asís y Hospital Clínic de Barcelona”, ha explicado Ruth Henríquez, Marketing Director EMEA Fisher-Price Infant & Preschool Brands en Mattel.

En total la empresa ha donado 290 productos valorados en 4.500 euros que ya han sido entregados a las primeras familias, consiguiendo de esta manera hacer más amena y divertida las estancias de los niños y sus familias en el hospital, como indican desde ambos centros hospitalarios.

Como indican desde la compañía, no es la primera vez que Fisher-Price se pone al servicio de los ciudadanos de forma directa. Cuando solo contaba con 10 años de antigüedad, en 1940, la fábrica paró sus máquinas para elaborar en sus instalaciones piezas de aviones, defensas de barcos, cofres de suministros médicos y otros auxiliares de apoyo durante la Segunda Guerra Mundial.

Ante la actual pandemia, la marca ha desplegado a sus equipos de diseño para producir mascarillas que ayuden a satisfacer la importante demanda de estos productos, además de sacar una edición limitada de figuras coleccionables Little People llamada ‘Gracias Héroes’ con la que se quiere homenajear a todos los sanitarios y equipos que han estado en primera línea durante toda esta situación sanitaria.

‘Comparte y recicla’

Además de la entrega de juguetes nuevos, El Corte Inglés ha puesto en marcha la sexta edición de la campaña ‘Comparte y Recicla’ con la que se pretende entregar el mayor número de juguetes ya utilizados a la Fundación Crecer Jugando con el fin de dar una segunda vida a estos productos de entretenimiento.

Hasta el 31 de julio, los interesados pueden llevar sus juguetes a los centros de El Corte Inglés, Hipercor y algunos centros Supercor donde personal de la Fundación SEUR se encargará de recogerlos y trasladarlos. Los que se encuentren en buen estado, serán donados a organizaciones benéficas españolas, mientras los que no sean aptos serán reciclados, favoreciendo un proyecto de economía circular que une solidaridad, sostenibilidad e integración.