Compartir

El Real Patronato presenta un trabajo para facilitar que las personas con discapacidad conozcan sus derechos y deberes, con el objetivo de acercar este texto a personas que pueden tener dificultades para comprender un tratado legal.

Vidas Insuperables

El Real Patronato sobre Discapacidad, del que Vidas Insuperables es Medio Colaborador,  ha presentado la nueva edición en lectura fácil de la ‘Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social’.

Se trata de un trabajo con el que pretenden que las personas con discapacidad intelectual conozcan mejor sus derechos en temas como las prestaciones sociales y económicas, la protección de la salud, la atención integral, la educación, la autonomía, el derecho al trabajo, la protección social o la participación en los distintos aspectos de la vida de la comunidad.

La primera edición que se publicó de la ‘Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social’ en lectura fácil salió a la luz en diciembre de 2015, cuando esta norma contaba apenas con dos años de vida. En ambos casos, la intención es difundir de forma accesible la ley que recoge los derechos y obligaciones de las personas con discapacidad.

En palabras de sus autores, “la adaptación no pretende ser un documento jurídico en sí mismo, sino una adaptación para acercar este texto a personas que pueden tener problemas para comprender un tratado legal de estas características. Esta ley es un texto muy importante para las personas con discapacidad, ya que desarrolla numerosos aspectos vinculados al ejercicio de sus derechos. Por este motivo, debe adaptarse en formatos accesibles para una mayor difusión”.

El texto aborda numerosos aspectos vinculados al ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad y se rige por los principios de respeto a la dignidad, la no discriminación, la vida independiente, la igualdad de oportunidades, el respeto por la diferencia, la normalización, la accesibilidad universal y el diseño para todos, la igualdad entre hombres y mujeres, la participación en la sociedad, el diálogo civil, el respeto al desarrollo de la personalidad y la transversalidad de las políticas en materia de discapacidad.