jueves, 24 septiembre 2020 4:18

Confinamiento en familia cuando hay hijos con discapacidad intelectual

Down Madrid pone en marcha la campaña #DeFamiliaAFamilia, una iniciativa cuyo objetivo es crear una red entre familias con hijos con discapacidad intelectual para que ayudarse mutuamente.

La situación de confinamiento en la que vive España desde el pasado 14 de marzo a causa del coronavirus ha hecho que las familias pasen 24 horas juntas, un hecho que, en ocasiones, puede ser difícil, y aún más cuando hay hijos con discapacidad intelectual que han tenido que dejar sus rutinas.

Existe muchas familias que se encuentran en esta situación. Por ello, Down Madrid ha puesto en marcha la campaña #DeFamiliaAFamilia, una iniciativa cuyo objetivo es crear una red entre familias con hijos con discapacidad intelectual para que puedan darse consejos entre ellas, apoyo para superar esta situación e ideas para disfrutar del tiempo en familia.

En este contexto, Down Madrid recomienda, siempre que el trabajo o las circunstancias lo permitan, seguir una rutina, hacer actividades conjuntas, potenciar su autonomía personal, darles responsabilidades, hacer deporte dos o tres veces por semana y hablar con ellos.

El objetivo es, a juicio de la entidad, lograr un clima familiar tranquilizador, donde las personas con discapacidad intelectual puedan autocontrolar sus emociones y poner en práctica los aprendizajes que les permitan ser cada vez más autónomos en casa.

Uno de los ejemplos de mensajes transmitidos con la campaña #DeFamiliaAFamilia es el de Jesús Díez, quien cuenta con el apoyo de su padre Pedro y su hermana Elena. «Nosotros ya estábamos unidos, pero sin duda, el confinamiento nos está acercando mucho más. Cada uno hacemos nuestras cosas, pero todas las tardes disfrutamos juntos del confinamiento jugando a juegos de mesa tradicionales», asegura la familia.

Hermanos y abuelos 

Asimismo, los hermanos y los abuelos también son una pieza clave para las personas con discapacidad intelectual. Los hermanos pueden hacer conjuntamente actividades que no habían podido hacer por falta de tiempo como ayudarse unos a otros o compartir hobbies; por su parte, los abuelos que viven en casa pueden aprovechar esta situación de confinamiento para compartir más momentos con sus nietos.

En es el caso de Camila, la hermana de Matías Howard y quien anima a otros hermanos a «hacer actividad física diaria juntos». «Con ella sentirás que te sube la energía y habrás hecho algo por ti», asegura.

Por su parte, Juan Jimeno, el abuelo de Martín Cuenca, recuerda a otras familias que «no hace falta gran cosa» para disfrutar de los nietos. «A mí con mi alegría y mi sentido del humor ya me vale para pasar muchos momentos divertidos con Martín», afirma.