Compartir

David Márquez tiene 23 años y un sueño: ser modelo y actor, algo que creía que nunca iba a conseguir porque es una persona con discapacidad, pero “si luchas, si lo intentas una y mil veces, se puede conseguir todo lo que te propongas”. Además, representará a Huelva en el concurso de Mister Model Mediterráneo, que se celebrará en noviembre en Barcelona.

“Desde pequeñito tenía claro que quería ser modelo, salir en las revistas. Me gusta mucho la ropa. También me gusta mucho la interpretación, ser actor, y he participado ya en algunas series, como ‘Allí abajo’ de Antena 3. Ver trabajar a María León es una maravilla”, declaró a Servimedia este onubense de la localidad de Corrales, “al lado de Huelva”, auxiliar de enfermería, que mide 1,80, moreno de ojos negros y brillantes, y que reconoce que “a veces no me creo todo lo que me está pasando”.

Insiste una y otra vez que con la entrevista quiere animar a todas las personas con discapacidad como él para que “luchen y luchen para lograr ser lo que uno quiera, sin que importe si tienes discapacidad o no”, y agrega que él llama a todas las puertas.

NO PONERSE BARRERAS

Por eso escribió al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) para que conocieran su caso. “A veces uno mismo se pone barreras; yo no me atrevía ni ir a un casting porque pensaba que no me iban a coger, hasta que lo hice, me cogieron y no pusieron ningún problema, y así sucesivamente, nadie me puso problemas. Me había puesto ya la venda, hasta que me la quité”, explica.

Su discapacidad no es visible: “Una pequeña cojera y que me cuesta más levantarme o salir corriendo. Nací a los seis meses de gestación y es una secuela que me quedó”, que no le impide desfilar, “ser independiente y hacer todo lo que me proponga. Los sueños no pueden tener barreras”, asevera.

Relata que su familia “me apoya del todo. Mi abuelo está encantado con mi carrera”. Asimismo, confiesa que le encantaría trabajar “con Pedro Almodóvar, por supuesto, pero sobre todo con Mario Casas”, y afirma que no le importaria nada ir a Hollywood a probar suerte.

“Si gano en Barcelona en noviembre el concurso, será otro espaldarazo para seguir trabajando en lo que me gusta”, concluye ilusionado.

(SERVIMEDIA)