Compartir

Andrea Morinelli tiene
27 años, dibuja desde pequeña y es una apasionada del diseño. “A través
de mis dibujos quiero transmitir alegría, pero también mi carácter
luchador”, asegura.

David Carmona tiene
37 años. Es meticuloso, perfeccionista y un apasionado del trabajo con
la madera, una labor artesanal que él resume así: “Hay que ir siempre
hacia adelante, no rendirse nunca”.

Andrea y David son dos personas
con discapacidad intelectual y se han unido en un sueño, crear y diseñar
un juego inclusivo que abra las puertas de la sociedad “De par en par”.

Así se llama el juego de mesa
que entre ambos han diseñado y que ya es una realidad con la
colaboración del resto de usuarios del Centro Ocupacional Los Pinos de Grupo AMÁS de Leganés (Madrid).

“De par en par” es un juego
infantil de toda la vida, que persigue despertar la atención de los más
pequeños, con y sin discapacidad, a través de una serie de fichas de
madera con dibujos que hay que emparejar. Pulpos, ocas, flores…son las
ilustraciones infantiles que contiene este pasatiempo, realizadas con
formas y colores atractivos para captar el interés de los peques.

Ciudadanos de pleno derecho

Pero
detrás de este juego hay mucho más, pues de sus fichas, y hasta las
instrucciones, que están en lectura fácil, se encuentra el mensaje de
muchas personas que como Andrea y David reivindican derechos, respeto y
su sitio como ciudadanos de pleno derecho.

Andrea recibió hace unos meses
el encargo del Taller Creativo del Centro Ocupacional Los Pinos de
realizar unos diseños de animales, plantas, árboles…para el proyecto de
un juego infantil, Andrea se puso manos a la obra, llenando su mesa de
trabajo de diferentes diseños, colores y formas.

Sin duda, esta joven tiene una
capacidad innata para transmitir a través de sus dibujos. “Me gustaría
aprender diseño, pero antes le quiero preguntar a la gente: ¿Qué os
parecen mis dibujos, hago algo diferente o es lo mismo que hacen otros
dibujantes?”.

Esta es la pregunta que lanza
esta artista con discapacidad intelectual, una condición que no ha
impedido que de su imaginación y lápices salgan trazos picassianos,
cargados de luz y color a través de los sorprendentes dibujos que forman
las figuras de “De par en par”.

“Quiero tener fans”

Además, Andrea realiza diseños
para camisetas y escribe pequeños relatos. Respecto a su vida personal,
Morinelli tiene sus metas, como cualquier mujer de su edad, trabajar,
ser independiente y algún día poder vivir con su pareja. Pero como
artista, lo tiene claro “Quiero tener fans, seguidores a los que les
gusten mis dibujos”, afirma.

Su compañero en este proyecto,
David, señala, mientras corta meticulosamente cada una de las piezas de
madera del juego, que “las personas que no me conocen, no pueden valorar
mi trabajo”. Carmona está orgulloso del resultado de su trabajo en este
juego “Me gusta mucho, está muy bien para ayudar a los niños a
aprender”.

“Soy igual que tú”

En relación a sus retos de
futuro, David no se rinde. “Algún día me gustaría ganar un sueldo
realizando trabajos en madera. También pinto cuadros, es mi
hobby”, subraya, a la vez que se muestra contundente con las personas
que aún dudan de sus capacidades: “soy exactamente igual que tú, con o
sin discapacidad”.

Desde
Grupo Amás, aseguran que “cuando el comprador tenga en sus manos este
juego estará tocando el esfuerzo de cientos de personas que, como Andrea
y David, pasan todos los días de su vida un cruel examen: Demostrar a
la sociedad su valía, sus capacidades, actitudes y derechos”.

“Ayudar a cumplir sus sueños e
impulsar los de otras muchas personas como ellos, con discapacidad
intelectual, es tan sencillo como valorar su trabajo, sin paternalismos,
ni condescendencia, tan solo quitando etiquetas y prejuicios. Comprar
el juego “De par en par” es una excelente ocasión”, añaden desde Amás.

“De par en par” se puede
adquirir en la Concept Store Másymenos (Avenida Salvador Allende,
esquina calle El Greco de Leganés), o bien en el Centro Ocupacional Los
Pinos (Avda. de los Pinos, 28 28914 Leganés (Madrid). El precio es de
sólo 8 euros.