Compartir

121 representaciones, 60
compañías, 5 exposiciones, más de 32.000 entradas a la venta., todo ello
son las grandes cifras del certamen que a día de hoy es el más
importante del mundo relacionado con el Siglo de Oro, el Festival
Internacional de Teatro Clásico de Almagro, del que Vidas Insuperables
es Medio Colaborador.

Sin
embargo, disfrutar de Lope de Vega, Tirso de Molina o Cervantes  en
obras con un prisma poliédrico, desde puntos de vista de varias
nacionalidades  y miradas diferentes, accesibles e inclusivas, será en
esta edición (del 5 al 29 de julio) una realidad en la villa manchega,
que se alza imponente como Ciudad Conjunto Histórico-Artístico.

Como les contábamos esta semana, el Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y Vidas Insuperables han rubricado un acuerdo de colaboración estratégico con el objetivo de impulsar la integración sociocultural de las personas con discapacidad a través del teatro.

En ese contexto, el director del certamen, Ignacio García,
ha pasado por los micrófonos del programa de radio de Vidas
Insuperables, que cada lunes se emite de 20.30 a 21 horas, en Gestiona
Radio, en una edición especial dedicada a este Festival.

“Un acuerdo para la discapacidad y el teatro”

García reconoce que el acuerdo
con nuestro medio de comunicación “es muy importante para el mundo de la
discapacidad y del teatro, que lo tenemos que hacer entre todos. El
lema de este año, “Soñemos alma, soñemos otra vez” (Calderón de la
Barca), nos invita a soñar a todos, cada uno a su manera, pero todos
pensando en construir un mundo mejor y con un teatro que sea más
accesible y más inclusivo”.

“Queremos ser ambiciosos en
muchos sentidos. Pretendemos que el Siglo de Oro sea más amplio, más
plural, más rico, más inclusivo, que quepa mucha gente, de otras
geografías, de otros tiempos. Que no haya barreras para el Siglo de
Oro”, señala.

Al respecto, García explica que
el Festival tiene tres líneas de trabajo prioritarias. En primer lugar,
hacer un certamen que “sea muy patrimonial, en el que quepan todos los
géneros, el drama, la comedia, el auto sacramental, la lírica, la
picaresca, es decir, todo lo que se hacía en el Siglo de Oro”.

“Un festival más rico”

Por otro lado, el festival
pretende “romper una barrera geográfica y poner en valor que se escribió
en España pero también en otros lugares como la Nueva España, Cuba o La
Nueva Granada. Si incluimos esto, tendremos un festival más rico, más
frondoso y variopinto. Es un cruce de caminos para que, entre todos,
pensemos que el Siglo de Oro puede ser muchas más cosas de lo que nos
han dicho. A veces hay una visión reduccionista y acomplejada de este
periodo, pues el Siglo de Oro es mucho más”.

Y
la tercera línea estratégica es “la accesibilidad para los espectadores
e  inclusiva para los artistas, para que no haya ninguna barrera a
quien tiene una mirada diferente sobre el patrimonio del Siglo de Oro,
que, en mi opinión, representa lo mejor de lo que hemos sido como
pueblo.

“El mundo del arte jamás ha
vivido de espaldas a la evolución social lo largo de la Historia.
Tenemos una sociedad que ha conquistado algunos peldaños accesibles  e
inclusivos y tenemos que ser empáticos desde el teatro y abrir las
puertas a otras miradas que haya en nuestro repertorio, a otras maneras
de disfrutarlo, a otros espectadores que, por ejemplo, en vez de ver,
tocan la escenografía para poder entender de otra manera la misma
historia”, afirma García.

En su opinión, “como dice
Cervantes, lo que se sabe sentir, se sabe decir, pero se puede decir de
muchas maneras distintas. Por ello, “hacer accesible e inclusivo un
festival tradicional como el de Almagro “es un reto pero también una
obligación cívica, al mismo tiempo”.

4 espectáculos accesibles e inclusivos

Para la programación accesible e
inclusiva García destaca la inestimable colaboración de la ONCE, que
lleva al certamen tres de las propuestas: “Volpone”, de Orozú Teatro; un
“Concierto de Música Sefardí”, con la participación de la cantante
invidente Mónica Monasterio, junto a Horacio Lovecchio; y la puesta en
valor de un género que se ha perdido, el Romancero de Cordel.

Además, se pondrá en escena “De
lo fingido verdadero”, de Palmyra Teatro y Katum Teatro. Vidas
Insuperables ahondará en los próximos detalles en cada uno de ellos.

Sorteo de entradas de Vidas Insuperables

La accesibilidad también se
traslada a la venta de entradas, con precios muy acordes para la mayoría
de los bolsillos, con una media de 17 euros. De momento, ya se ha
vendido más del 50 por ciento de los billetes. Se pueden adquirir en este enlace.

Como elemento de dinamización,
los lectores, oyentes y seguidores de Vidas Insuperables podrán
participar en el sorteo de entradas gratuitas para poder asistir al
Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. Las bases para
participar se darán a conocer en los próximos días.

“Queremos hacer la programación
entre todos, que Almagro sea un lugar de ida y vuelta, donde haya una
reciprocidad en la comunicación. Se trata de un certamen que recibe una
energía artística y cívica admirable, que es lo que hace que Almagro sea
un festival grande”, concluye Ignacio García.