Compartir

Todos recordamos a José Ángel de la Casa, la voz de los deportes y del fútbol durante décadas en TVE, pero, en especial, la memoria colectiva guarda el entrañable recuerdo de la épica narración del 12 a 1 a Malta.

De la casa, que ha protagonizado un documental impulsado por la Federación Española de Párkinson, en el que narra su convivencia con esta enfermedad, “Un Señor de la Casa”, ha concedido una entrevista al programa de radio de Vidas Insuperables, que cada lunes se emite a las 20.30 horas en Gestiona Radio.

“Me encuentro muy bien. Muy contento porque la gente me está tratando muy bien y me recuerda con cariño, lo que me da una gran satisfacción y me hace sentirme más fuerte”, afirma.

Pregunta.- Su voz, su imagen forma parte de la historia de miles de familias. ¿Cómo le hace sentir esa circunstancia, ahora que ha dejado el periodismo activo?.

R.- Me hace sentirme muy feliz. En ese reconocimiento que me transmiten, está la esencia de lo que ha sido mi trabajo. Me encuentro muy satisfecho de ver que después de 35 años la gente recuerda ese partido como algo muy importante en mi vida. No sé si personalmente lo fue o no, pero para la gente lo es, con lo cual yo tengo que respetarlo y, por tanto, también es lo más importante en mi vida. El haber narrado ese 12 a 1, un partido de fútbol muy atípico, en vísperas de Navidad, que se recuerda en familia, me reconforta mucho.

P.- Más allá de ese partido, hace 14 años se le diagnosticó la enfermedad de Párkinson.

R.- A mí me ha tocado convivir con el Párkinson. Aunque no es una enfermedad hereditaria, tuve el antecedente de que lo tuvo mi padre y por lo tanto ya había convivido con ella. Es una enfermedad de largo recorrido, en la que hay que tener mucho apoyo, mucha ayuda y cariño de la gente que tienes alrededor, para que te den fuerza para luchar cada día contra ella. Lo que tú cedes, la enfermedad lo avanza, con lo cual hay que ceder poco para que avance lo menos posible.

P.- Esta experiencia se ha trasladado a un documental, “Un Señor de la Casa” y el éxito parece que está siendo tremendo…

R.- Se ha hecho un juego con el gol de Juan Señor, el último del 12 a 1 a Malta. Por eso, el director del cortometraje, Ánder Dique, quiso hacer ese juego de palabras. La verdad es que no esperábamos el tremendo impacto que está teniendo. La realidad es que el seguimiento está siendo extraordinario. Esto ayuda, por un lado, a los enfermos de Párkinson a sentirse apoyados, y por otro, a que la conozcan un poco más los que no tienen la enfermedad.

P.- Porque,  ¿lo fundamental del documental es concienciar y sensibilizar sobre la enfermedad?.

R.- Las enfermedades neurológicas se miran con cierto reparo. Por ello, es importante mostrar a la gente que somos gente normal, que tenemos una enfermedad que no mata, peor te va debilitando en tanto en cuanto no le plantas cara. El documental lo que pretende es que el enfermo de Párkinson sepa lo que yo hago para enfrentarme a la enfermedad. No quiero decir que tengan que hacer lo mismo, pero sí que adecúen sus circunstancias a una pelea diaria contra el Párkinson. Y para el resto de personas, que sepan que es una enfermedad que se presenta sin más. Vamos igual que los demás pero un poco más lentos. Lo que queremos es que nos entiendan.

P.- ¿Cómo fue su encuentro con el Párkinson?.

R.- Como lo tuvo mi padre, diagnosticado desde finales de los años 70, lo fui siguiendo muy de cerca. Es complicado y es duro, pero te da una gran satisfacción recibir el apoyo de todos los que tienes alrededor. Esto es lo más reconfortante de esta enfermedad. Lo peor es que te encuentres en soledad. Gracias a Dios, tengo un entorno familiar magnífico.

P.- ¿El hecho de haberlo visto en su padre le ha ayudado para afrontarlo?.

R.- Sí, mucho. Sé el terreno que piso, hacia dónde puedo avanzar, mejorar o no hacerlo bien. Tengo bastante claro lo que tengo que hacer en virtud de lo que hizo mi padre.

P.- ¿Cómo es su día a día?

R.- Cuando te despiertas, todos los días tienes unas cosas obligatorias que hacer: unas tomas de medicinas a unas horas concretas;  una preparación física para tener tu cuerpo bien preparado; y una preparación mental para tener la cabeza distraída y no estar todo el día dándolo vueltas a la enfermedad. En definitiva, tienes una disciplina diaria.

La radio que se puede leer

El programa de radio de Vidas Insuperables, que cada lunes se emite en Gestiona Radio, de 20.30 a 21 horas, es el primero que es accesible para las personas sordas.

Gracias a un acuerdo con el Club de Subtituladores de la Fundación Vodafone, el podcast de nuestro programa de radio se puede leer en el Canal de Youtube de Vidas Insuperables.