Compartir

Incluido en el número 1757 de QUÉ! en papel. Podrás leer la edición completa aquí.

Lo saben todo: qué bebes, qué vestimos, nuestra orientación y gustos sexuales, nuestra ideología, dónde y qué compramos, qué pensamos sobre… Nos mediatizan, nos intoxican, nos educan en sus valores.

Damos likes a temas que no hemos leído, seguimos a gente de la que no sabemos nada de su vida real. Y lo peor es que nos gusta, hemos creado un alter ego virtual. Porque en la red no reflejamos lo que somos, sino lo que nos gustaría ser y cómo nos gusta que nos vean, incluso llamamos amigos a verdaderos desconocidos.

  • Damos “likes” a temas que no hemos leído, seguimos a gente que no sabemos nada de su vida real

Pero ellos lo guardan todo y nos conocen mejor que nosotros mismos, eso sí, todo con la excusa de dar un servicio más personalizado y ser más útil.

En una entrevista de trabajo, ya no vale tu currículo, porque ellos ya saben quién eres. Y aquel like de hace cinco años ya te ha posicionado en unos valores que puede no compartir la empresa.

El seguir a uno u otro influencer te posiciona ante determinadas maneras de entender la vida, que pueden hacerte sospechoso.

  • Nos mediatizan, nos intoxican, nos educan en sus valores

Todos, Microsoft, Apple, Amazon, Twitter, Facebook, Linkedin y el resto, no se cansan de decirnos que nuestra privacidad es lo primero, pero la realidad es que tu vida está en un escaparate y que, además, se vende. Tu vida se compra porque es valiosa para cientos de empresas que llegan a ti explotando tus gustos o tus miedos.

Además saben quién es tu pareja, tus hijos y tus amigos, saben más de ti que tus propios padres. Por lo tanto no estás solo tú en el escaparate, también has puesto en el mismo a todos aquellos que más te importan.

Y al final todo se conecta en el Big Data, y cientos de especialista cruzan tus datos y, ¡bingo!, ya saben la marca de preservativos que se acomoda a tus gustos, el seguro que necesitas, qué tipo de coche va con tu carácter y hasta qué tipo de pareja necesitas.

El gran hermano, que todo lo ve y todo lo sabe, no es un mito. Es una realidad y ya está aquí.

EL CONSUMO DE REDES EN ESPAÑA, EN CUATRO DATOS

  1. – El top 3 de valoración de 2017: WhatsApp, YouTube y Spotify son las 3 redes mejor valoradas.
  2. – El 86% de los españoles entre 16 y 65 años utilizan redes sociales, lo que representa más de 19 millones de usuarios en nuestro país.
  3. – Se afianza el total conocimiento de Facebook entre los usuarios de redes sociales, seguida por WhatsApp, Twitter y YouTube, con un conocimiento superior al 90%.
  4. – ¿Cuáles son las plataformas más usadas?: Facebook sigue siendo la red social por excelencia, seguida de WhatsApp, YouTube y Twitter

DIEZ CONSEJOS PARA PRESERVAR TU INTIMIDAD

  1. 1. Lo primero, cuando accedas a cualquier red o servicios, vete a configuración de privacidad y desmarca todas aquellas casillas donde autorizas a compartir tus datos.
  2. 2. Cuando en Twitter des un “like”, lee a qué estás diciendo que te gusta, no te quedes en el titular. 
  3. 3. Cuando sigas a alguien en redes, infórmate previamente de quién es y de su trayectoria. 
  4. 4. Crea una identidad falsa si tienes dudas sobre dónde te estás metiendo. 
  5. 5. Nunca, pero nunca, aportes datos sobre tu entorno familiar o de amigos. 
  6. 6. Cuando opines en redes sociales, medita muy bien qué vas a decir y cómo lo vas a decir, quedará para siempre. 
  7. 7. Recuerda que en la redes no es oro todo lo que reluce y que nadie da euros a céntimos. 
  8. 8. Desconfía de cualquier llamada telefónica, SMS o Whatsapp que te solicite datos, aunque parezca fiable el remitente. 
  9. 9. Oxigénate y olvídate del móvil durante, por lo menos, dos horas al día. 
  10. 10. Comunícate más y mejor con tu entorno real, aunque no te digan lo guapo o guapa que eres.