Compartir

La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, afirmó este miércoles en Madrid que la tecnología “tiene que ser inclusiva”, porque si no lo es “se quedará corta”, o, incluso, “acabará por no ser tecnología”.

Vela, también presidenta de la Agencia Estatal de Investigación, hizo estas consideraciones en la sede de Fundación ONCE, en la inauguración de un encuentro con empresas tecnológicas, movimiento asociativo de la discapacidad y emprendedores, enmarcado en la XI Asamblea General de la Plataforma eVIA.

Dicho encuentro pretendió dar la oportunidad a sus participantes de conocer retos, analizar problemas y buscar soluciones que impulsen la autonomía personal y la vida independiente de las personas con discapacidad.

En su discurso, la secretaria de Estado aseguró que si la tecnología no es inclusiva, no será de utilidad, no solo para personas con discapacidad, sino para la sociedad en general, ya que cualquiera, en algún momento de su vida, necesitará que las TIC sean accesibles.

La representante del Gobierno hizo un repaso del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación, aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 29 de diciembre, que, según dijo, pretende conectar el desarrollo, la investigación y la innovación para que “sumen” y hagan llegar los resultados de la I+D+i a la ciudadanía lo antes posible.

La jornada, titulada 'Emprendimiento y talento digital para la inclusión laboral', contó en su apertura también con la presencia de Alberto Durán, vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE; Jesús Hernández, presidente de la Plataforma Española de Tecnologías para la Salud y la Vida Activa e Independiente (eVIA,) y director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE; Pedro Mier, presidente de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (Ametic), y Felipe Romera, presidente de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE).

Alberto Durán agradeció en su intervención la labor que viene desarrollando la Plataforma eVIA para lograr una sociedad digital que no excluya a nadie. “Ese debe ser el objetivo”, recalcó. “El mundo de la tecnología es una enorme oportunidad, pero también un enorme riesgo de exclusión para las personas con discapacidad”. En este sentido, apostó por seguir avanzando en la colaboración público-privada para llegar a superar todas las barreras.

En la misma línea se manifestaron Pedro Mier, presidente de Ametic, y Felipe Romera, presidente de APTE, para quienes el trabajo conjunto de entidades con un papel relevante en el empleo y en la inclusión, y el apoyo de la Secretaría de Estado, es la mejor forma de avanzar.

El encuentro se enmarcó en la XI Asamblea General de la Plataforma eVIA, entidad que, según destacó Jesús Hernández, suma ya cerca de 500 miembros que apuestan por los criterios de accesibilidad y diseño para todas las personas. A lo largo de la jornada abordaron el emprendimiento y la empleabilidad de las personas con discapacidad.