Compartir

La organización Save the Children confirmó este miércoles el atentado contra una de sus sedes en Afganistán, en concreto la que tiene en la ciudad de Jalalabad. Las instalaciones fueron atacadas esta mañana por un grupo de hombres armados que entraron en el edificio sobre las 4.00 a.m. (9.00 hora local).

“Estamos absolutamente consternados por lo sucedido y ahora nuestra principal preocupación es la seguridad de nuestros compañeros. Estamos esperando a tener los detalles para compartir la información de lo ocurrido”, añade en un comunicado.

Save the Children lleva trabajando en Afganistán desde 1976. El 2 de marzo de 2015 fueron secuestrados cinco trabajadores de la ONG mientras desarrollaban labores de seguimiento de proyectos en la provincia de Tarinkot, una de las zonas más peligrosas del país por ser un enclave talibán. Un mes y medio después los cinco trabajadores fueron ejecutados a tiros por los secuestradores. La organización lo confirmó oficialmente el 10 de abril de 2015.