Compartir

Miguel Carballeda Piñeiro, de 58 años, gallego de profesión y con tres grandes pasiones, la ONCE , el deporte paralímpico y la radio. Presidente del Grupo Social ONCE y su Fundación desde 2003 y presidente de la Fundación Once y el Comité Paralímpico Español.

PREGUNTA: En la última campaña habláis de evolución en estos 80 años, pero ¿también revolución?

RESPUESTA: Sin lugar a dudas, no hay otro ejemplo como el nuestro en el mundo. Y esto ha pasado por atrevernos a revolucionar las cosas, y lo hemos hecho con el empuje de la propia sociedad española, porque los ciudadanos han entendido que éramos capaces de cambiar las cosas en relación al mundo de la discapacidad. Los ciudadanos saben que un día pueden necesitarnos; por ejemplo, el año pasado se incorporaron como afi liados a la ONCE 3.320 personas de todas las edades.

P: ¿Importancia de la Fundación ONCE?

R: La ONCE es fundamentalmente ypor encima de todo una organización social, por eso cuando la ONCEcumplió 50 años, año 1988, lo celebró creando la Fundación Oncecomo herramienta de apoyo al restode las personas con discapacidad.Hoy nuestra fundación tiene 30 añosy sigue administrando los recursosque le llegan de la ONCE (el 3% dela venta del cupón) en beneficio delcolectivo de ciudadanos con discapacidad de todo el país.Afortunadamente, la ONCE tieneun Fundación cuya única misión espensar en las necesidades de laspersonas con discapacidad y aportar soluciones materiales y políticas.

P: La ONCE ha revolucionado el concepto de lo social en España, ¿a partir de ahora Grupo Social ONCE?

R: Sí. Lo que hemos querido hacer identificándonos como Grupo Social ONCE, es reafirmar el compromiso que tenemos con la sociedad. Hay un dato clarificador de nuestro compromiso social, el año 2017 lo hemos cerrado con algo más de 70.000 empleos, el 58% son personas con discapacidad. Solo hay una empresa en el Ibex que tenga más empleados que nuestro Grupo Social.

P: La creación del Grupo empresarial Ilunion ha sido una apuesta personal del presidente. ¿Con la creación del grupo empresarial se cierra el círculo?

R: Indiscutiblemente, Ilunion nace de la necesidad de ordenar los dos pequeños grupos que teníamos creando uno solo y de esa manera poder afrontar el futuro con garantías.

P: ¿Qué aporta el Grupo Ilunion a la sociedad?

R: Una manera social de entender la empresa. En Ilunion trabajan un 50% de personas con discapacidad y el otro 50% sin discapacidad, lo que demuestra que cuando se trabaja en equipo y se suman capacidades de unos y otros, los resultados son esplendidos en nuestras dos vías de rentabilidad, la económica y la social. Es un modelo que nos encantaría que siguiera el mundo empresarial de España.

P: Todo lo que la ONCE ha construido en estos 80 años ha sido gracias a la venta del cupón, a través de los más de 20.000 vendedores del cupón (todos ellos con discapacidad. ¿Es el juego ilegal una lacra para la ONCE y por extensión para la sociedad?

R: Trabajamos estrechamente con la Administración y con la fuerzas de orden público, pero estamos hablando de algo muy complicado, algo ilegal. Y es que en la mayoría de los casos sorprende la buena fe de los ciudadanos; además, me temo, que se estén trasladando fondos desde nuestro país a otros países nada aconsejables. Esto es muy difícil de perseguir, pero aun así se lo pedimos insistentemente a la Administración, porque los primeros que lo sufren son nuestros 20.000 vendedores, todos con discapacidad y cotizando, y luego la propia sociedad, porque el juego ilegal retrae recursos para toda la gestión de nuestro Grupo Social, en definitiva para los ciudadanos

P: ¿Qué le gustaría ver en 2018? 

R: Que terminemos de salir de la crisis, sobre todo los colectivos más desfavorecidos, y que se fortalezca el entramado social del país para estar preparados para futuras crisis, de tal manera que los más vulnerables se sientan protegidos y no que sean todavía más vulnerables, como ha sucedido en esta crisis.