Compartir

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid (CERMI Comunidad de Madrid) denuncia la situación actual límite de las organizaciones que atienden y representan al colectivo de personas con discapacidad.

Desde el CERMI Comunidad de Madrid se ha trasladado directamente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la gran preocupación, desasosiego, intranquilidad e incertidumbre ante la situación provocada por la gestión de las subvenciones de mantenimiento de las Entidades de la discapacidad en el ejercicio 2017 por parte de la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Una semana después de iniciarse el año 2018, aún no se han recibido los importes de estas subvenciones y este hecho pone en graves dificultades y en mucho conflicto a la organización interna de las Entidades.

A esto se suma que la resolución de la convocatoria de las subvenciones para 2018 con cargo al 0,7 por ciento del IRPF tampoco ha sido publicada, no teniendo claro ni la fecha de la resolución definitiva, ni las cantidades asignadas, ni cuándo se cobrara, ni si se tendrá que despedir a personal, ni quién asumiría el coste de esas liquidaciones.

Desde la Plataforma del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid, de la que forma parte el CERMI Comunidad de Madrid, también se han denunciado los retrasos e incumplimientos que se están produciendo en cuanto a la resolución y pago de la convocatoria de subvenciones del IRPF destinadas a programas sociales en la Comunidad de Madrid, así como sus nefastas consecuencias en el tejido social y en los servicios que dejan de prestarse a las personas más desfavorecidas de la ciudadanía, lo que demuestra una falta de transparencia, confianza e interés del Gobierno de la Comunidad de Madrid por las personas más vulnerables de la ciudadanía a quienes deben servir.

La Comunidad de Madrid se comprometió a adjudicar estas subvenciones antes de final de año y pagarlas en los primeros días del presente ejercicio, pero no ha cumplido y está poniendo en una grave situación al siempre frágil tejido asociativo y los imprescindibles servicios que presta a miles de personas.

La situación de las personas con discapacidad, sus familias y el excepcional colectivo de profesionales que las atienden es complicada, la calidad de los servicios y la vida de miles de personas no pueden estar afectadas por déficits burocráticos y administrativos.

Por todo ello, el CERMI Comunidad de Madrid solicita con carácter de urgencia al Gobierno de la Comunidad de Madrid la mejora de la situación actual de unas Entidades que están prestando servicios a las personas con discapacidad, adelantando el coste íntegro anual del mismo: “si no se actúa con celeridad puede peligrar la existencia de muchas de ellas, y con ello, peligra la atención a muchas personas con discapacidad que confían en su gestión y en su trabajo diario”.

Mientras se mantenga esta situación, cualquier opinión es sólo una manifestación de intenciones sin resultados palpables. Las Entidades merecen una respuesta coherente y que abra un futuro seguro a este colectivo social, la inquietud que se respira en el colectivo ante esta situación es enorme: “hay prioridades y prioridades, esta debe ser la primera en ser atendida si no queremos dar pasos atrás que, el CERMI Comunidad de Madrid, no va a consentir. La situación es crítica. La Comunidad tiene que arreglar esta situación urgentemente.”.