Compartir

Las políticas migratorias del Estado Español de las últimas décadas constituyen el denigrante antecedente que ha inspirado el actual cierre de fronteras que Europa practica hacia los cientos de miles de refugiados que huyen de las guerras y persecuciones que tienen lugar fundamentalmente en Oriente Medio.

Por ello, la Caravana 'Abriendo Fronteras' -compuesta por más de 100 colectivos y organizaciones sociales de todo el Estado Español- se ha marcado como objetivo la denuncia de aquellas “situaciones inaceptables” que definen las políticas migratorias españolas: el uso de concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla, prácticas ilegales como las devoluciones en caliente, las políticas de control de FRONTEX, la imposibilidad de solicitar protección internacional en embajadas y consulados, las trabas constantes al procedimiento de asilo o la política de externalización de fronteras con convenios firmados con países que vulneran los Derechos Humanos.

Hace ya un año partían 300 personas hacia Grecia en la primera Caravana 'Abriendo Fronteras', para denunciar las “dramáticas consecuencias que las políticas migratorias y de control fronterizo europeo producen sobre las vidas de las personas migrantes y refugiadas”.

El objetivo de esta nueva Caravana, tal y como afirma el manifiesto suscrito por más de 100 organizaciones y colectivos sociales, es “demandar que se respeten los derechos de millones de personas que huyen de la guerra, del hambre, de la trata o del tráfico de personas, de las consecuencias del cambio climático o de la persecución y la violencia en sus múltiples formas”. El objetivo es denunciar “las políticas en materia migratoria y de asilo que durante los últimos 30 años han vulnerado de forma flagrante los Derechos Humanos y las convenciones y acuerdos internacionales”. En esta ocasión, la denuncia tendrá lugar en nuestra frontera sur, donde desde hace décadas se aplican los mecanismos de contención migratoria que hace tan solo un año escandalizaban a la opinión pública europea.

Son ya cientos de personas las que forman parte de este proyecto de reivindicación pacífica y solidaria en el que están implicados colectivos de más de una veintena de ciudades del Estado Español.

La ruta que llegará hasta Melilla se inicia el próximo 14 de julio, cuando desde Euskadi, Castilla y León, Catalunya y Comunitat Valenciana inicien su marcha los colectivos convocantes de esta iniciativa con implantación en los territorios antes mencionados. El 15 de julio, ya en Madrid, tendrá lugar una acción colectiva para denunciar las políticas migratorias del Estado Español y, tan solo un día después, la Caravana 'Abriendo Fronteras' hará su parada en Sevilla, donde se unirán colectivos andaluces.

El 16 de julio la ruta les conducirá hasta Algeciras y Tarifa, donde se ubica el CIE con las peores condiciones para los internos e internas, denunciadas por numerosos colectivos sociales, ONGs e incluso por la Oficina del Defensor del Pueblo. El 17 de julio la Caravana 'Abriendo Fronteras' llegará hasta Málaga para cruzar desde allí hasta Melilla, donde las acciones reivindicativas se concentrarán hasta el 21 de julio, para cruzar de nuevo el Estrecho rumbo a los invernaderos de Almería.