domingo, 27 septiembre 2020 12:53

¿Contratar personas con discapacidad intelectual? ¡Ventajas tangibles

Contratar personas con discapacidad intelectual: ¿sólo ventajas intangibles?. Las ventajas que la empresa logra al incorporar en sus filas a personas con discapacidad intelectual. Y si además se complementan mediante la realización de programas de Voluntariado Corporativo (ahora que se acerca la VII Semana Internacional del Voluntariado Corporativo o Give & Gain Day, impulsado en España por Forética) o mediante la realización de acción social en el ámbito de la Discapacidad, entonces todavía la ganancia será mayor en todos esos valores.

Pero muchos no saben todavía que, detrás de esas ventajas intangibles que las personas con discapacidad producen en la empresa (mayor cohesión, mejor productividad y un descenso de conflictos laborales, entre otros) se esconden aún más ventajas muy tangibles que multiplican el interés y el acierto a la hora de enfocar nuestra política de RRHH hacia la discapacidad y la diversidad. Y aquí os lo vamos a resumir. ¡Empezamos!

Bonificaciones a la cuota de la Seguridad Social

Por el mero hecho de contratar a una persona con discapacidad, nuestra legislación aplica una serie de bonificaciones que se deducen del importe de cuota de Seguridad Social que la empresa debe pagar. ¿Cuáles son las cantidades? Pues bien, varían en función del grado de discapacidad y del colectivo de que se trate (si es mujer, o si el trabajador es mayor de 45 años, etc.) o del tipo de contrato (indefinido, temporal, a jornada completa o parcial, etc.). Las cantidades varían desde los 4.100 € hasta los 6.300 € anuales, y siempre durante toda la vigencia del contrato y se aplica para cada una de las personas con discapacidad que tengamos contratadas. ¿Es o no es una ventaja interesante?

personas con discapacidad que tengamos contratadas. ¿Es o no es una ventaja interesante?

Otras ayudas públicas a la contratación de personas con discapacidad

Por si fuera poco, existen otras líneas de ayuda que hacen más interesante si cabe la inclusión de personas con discapacidad en nuestras plantillas:

9.000 € al año por cada persona en que se haya incrementado el promedio de trabajadores en plantilla con un grado de discapacidad igual o superior de 33%

12.000 € al año por cada persona en que se haya incrementado el promedio de trabajadores con un grado superior de discapacidad de 65%

Para la adaptación de puestos de trabajo, la dotación de equipos de protección o la eliminación de barreras, la empresa puede recibir una subvención de hasta 902 €.

Por cada contrato indefinido a una persona con discapacidad, el empleador recibirá 3.907 €. Si el contrato indefinido es a tiempo parcial, esta cantidad se reducirá proporcionalmente en función de la jornada establecida.

Empleo con apoyo: una opción interesante

Y, como guinda del pastel, cuando hablamos de emplear a personas con discapacidad, debemos reseñar la modalidad de empleo con apoyo. Se trata de una modalidad muy interesante para contratar a personas con discapacidad intelectual, y sin coste alguno para el empresario.

El empleo con apoyo ofrece la oportunidad de contar con acciones de orientación y acompañamiento individualizado en el puesto de trabajo, prestadas por preparadores laborales especializados que tienen por objeto facilitar la adaptación social y laboral de trabajadores con discapacidad intelectual en condiciones similares a las del resto de los trabajadores de la empresa.

Fuente: Cadenadevalor.es