sábado, 26 septiembre 2020 11:26

Sugerencias para gestionar la parcela económica de una familia numerosa

Llevar de manera solvente el ámbito económico de una familia tiene sus dificultades. Si para más inri, goza de un importante número de componentes, es decir, se considera a efectos legales como familia numerosa, éstas tienden a ser aun mayores. Cuando un hogar está más poblado de lo “normal”, establecer y cumplir una serie de trucos útiles suele convertirse en algo así como un manual de supervivencia para la familia en la parcela estrictamente económica.

La economía de una casa está repleta de momentos difíciles, de sobresaltos puntuales, de una continua búsqueda de ofertas, de ese permanente y necesario proceso de planificación. Pero en estas circunstancias especiales, hay que tratar de hilar todavía más fino. La situación bien lo requiere. Son algo menos de 600.000 los grupos familiares que tienen oficialmente título de familias numerosas en nuestro país, según datos aportados por el Ministerio de Sanidad.

Pertenecen a esta clasificación aquellas familias integradas por uno o dos ascendientes, con una prole integrada por tres o más hijos, sean o no comunes. Eso establece la Ley al respecto. No obstante, en ciertos casos extraordinarios o poco comunes, también puede obtenerse tal calificación. Discapacidad de alguno de los padres, de uno de los hijos, o familias monoparentales, son algunos de los escasos supuestos que escapan a la primera clasificación y, pueden acogerse por lo tanto a tal normativa.

Según distintos estudios, se obtiene que aproximadamente una de cada tres familias numerosas en España vive con una cantidad que no excede de 1.500 euros mensuales. Algunas de las mismas, suelen recurrir frecuentemente a fuentes de financiación y microcréditos, como los ofrecidos por PréstamosOnlineYa, a fin de conseguir la liquidez necesaria para afrontar el futuro cercano con mejores perspectivas económicas, o para enfrentar algún gasto que no haya sido planificado previamente. Sin embargo, hemos de ser responsables en el momento de hacernos con un producto financiero de este tipo. Es decir, debemos estar convencidos de que podremos cumplir con las condiciones que se nos exigieron para adquirir la pertinente suma monetaria solicitada a priori. Más vale prevenir que curar, y mejor estar convencidos de saber que podremos resolver las condiciones del crédito rápido, antes que pedirlo “a lo loco” y encontrarnos con un problema después.

A continuación, se expondrán brevemente cuatro sugerencias, destinadas a servir de ayuda a muchas familias numerosas que se esfuerzan por salir adelante:

Apretarse el cinturón: administrar eficazmente una familia numerosa requiere de un estricto control del dinero. Ni que decir tiene que, a menudo, tendremos que dejar a un lado algunas cosas que nos apetecen, en pos de poder hacer frente a todas las necesidades que irán surgiendo, que no serán precisamente pocas.

Preparación eficiente: la mayoría de gente espera a que llegue el momento para prepararse de verdad ante la llegada de un nuevo ser al ámbito familiar. No obstante, en el caso de una camada amplia, debiera significar poco menos que una obligación. No se duerma en los laureles.

Presupuesto & Ahorro: Establecer un presupuesto y ahorrar con anticipación son dos aspectos fundamentales para mantener la familia a flote. Priorice aquellos pagos más importantes (universidad, etc.), y preocúpese por estar al día con respecto a posibles deudas médicas o con entidades de crédito lo antes que pueda.

Establezca un Presupuesto: es primordial conocer de antemano cuánto dinero ingresamos y a dónde va destinado cada euro. Si se lo puede permitir, no resulta mala opción que un consejero profesional se encargue de administrar sus finanzas o, de ayudarle a organizarlas.

Si usted tiene familia numerosa, tal vez haría bien en atender a estas desinteresadas recomendaciones expuestas.